¿NUEVO TRACTORAZO?

La Federación Agraria marchará de Rosario a Buenos Aires

La Federación Agraria anticipó que se movilizará a CABA para plantear sus necesidades por la dramática situación que vive el campo a raíz de la sequía.

La Federación Agraria Argentina (FAA) anticipó que realizará una movilización en la Ciudad de Buenos Aires para plantear sus "urgencias, necesidades y exigencias" en medio de la complicada situación del campo por la sequía.

La entidad presidida por Carlos Achetoni planea una marcha que saldría desde Rosario, con fecha a definir la semana próxima.

TE PUEDE INTERESAR

Ante la histórica sequía y "la ausencia de políticas agropecuarias firmes y concretas", la Federación Agraria decidió llevar sus reclamos a la Casa Rosada, el Ministerio de Economía y el Congreso.

La intención de la FAA es sumar a sus pares de la Mesa de Enlace para darle más fuerza al reclamo: habrá que ver que deciden las cúpulas de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Coninagro.

Tras la reunión de ayer del Consejo Directivo Central de la FAA, se decidió una visita a los tres puntos neurálgicos del poder para obtener mayor visibilidad en sus reclamos tras "sentirse sin ayuda y desolados frente a la sequía".

"En el marco de una emergencia climática histórica y agobiante, que se profundiza cada día y ante la constante ausencia de ayuda real del Estado Nacional para salvar productores en jaque, se decidió llevar en corto tiempo las urgencias, necesidades y exigencias al Congreso de la Nación, al Ministerio de Economía y a la Casa de Gobierno", indica el comunicado.

com federeacion agraria.jpg

A su vez, hacen extensiva la invitación a acompañar la medida a los pequeños y medianos productores del país. "Una vez que se establezca la fecha de la acción, en los próximos días, pretendemos llegar a los representantes desde distintas producciones y regiones del país, para que todos los productores puedan acompañarnos a los distintos estamentos políticos y gubernamentales", cierra el texto difundido.

En declaraciones radiales, el vicepresidente de la Federación Agraria, Marcelo Bianchi, señaló que la medida fue resuelta debido a que "la situación no da para más y el productor no puede seguir de esta forma sin tener ninguna ayuda concreta del Gobierno Nacional, ni ningún respiro de la AFIP y son cosas fundamentales que se están pidiendo hace demasiado tiempo".

Entre otras cuestiones, el dirigente agrario remarcó que se invita a otros sectores productivos vinculados con el campo para que se sumen, "como acompañó en Villa Constitución", y a los demás participantes de la Mesa de enlace.

"No pretendemos que sea una movilización amplia, pero queremos que la gente visibilice este problema y en Capital es donde podemos hacerlo", agregó.

Debido a esto, las regionales de CARBAP también tomarán cartas en el asunto y se reunirán en Coronel Suárez el próximo martes 21 de marzo, con el objetivo de decidir las acciones a seguir frente a la permanencia de la intervención en el mercado de la carne, la falta de un plan de quita de retenciones, la distorsión del tipo de cambio, y la manifiesta dilación en la resolución de los problemas sectoriales.

Carbap.png

Sequía y estimaciones de granos a la baja

El campo atraviesa una de las sequías más importante de los últimos 25 años y todas las previsiones indican que seguirá agravándose. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires difundió esta última semana las nuevas estimaciones de producción de soja y maíz para el ciclo 2022/2023.

Según las proyecciones se prevé que la cosecha de soja sea de 25 millones de toneladas, una caída del 42% respecto al ciclo anterior y la cifra más baja desde la campaña 2000/2001.

En la misma línea, la Bolsa de Comercio de Rosario también había bajado considerablemente sus estimaciones en soja a 27 millones de toneladas.

La Bolsa rosarina calculó que sólo en los cultivos de soja, trigo y maíz, que constituyen el 87% de la producción de granos en Argentina y el 43% de las exportaciones totales del país, las pérdidas superan los US$ 14.140 millones.

Según lo informado por la entidad, esto equivale al costo total de sembrar la próxima cosecha 2023/24 para el productor agropecuario.

Pero la menor producción, afecta también a otras actividades asociadas. Si se le suma la menor demanda de fletes, mano de obra y servicios financieros, las pérdidas totales para la actividad económica nacional llegan a US$ 19.000 millones.

massa mesa de enlace.jpeg

Al parecer, las medidas que tomó el Gobierno en febrero tras las reuniones con la Mesa de Enlace, no resultan suficientes o no estarían llegando con la velocidad y profundidad necesaria a los productores.

A principio de febrero el Ministerio de Economía había dado respuesta a determinadas solicitudes y habilitó fondos rotatorios para llegar a pequeños productores mediante convenios con las provincias, municipios y cooperativas; suspendió anticipo de impuesto a las ganancias; suspendió ejecuciones fiscales y embargos de cuentas; refinanció pasivos bajo las mismas condiciones que fueron otorgados los créditos; y extendió nuevas líneas crediticias con tasas subsidiadas

Según el estudio del área de Economía de Coninagro, el mes de enero arrojó cifras alarmantes. El “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

En este análisis que realiza mensualmente la entidad, se observó que de las 19 economías regionales monitoreadas en el último mes 14 están en rojo, cuatro en advertencia y solo una en crecimiento. En esa línea, se vio que el sector porcino, la papa, el tabaco y la hortaliza entraron en “advertencia”, mientras que el sector avícola, que hoy atraviesa un presente difícil por la emergencia sanitaria, se mostró en crecimiento.

conninagro.png

TE PUEDE INTERESAR