EN LA BOLSA DE COMERCIO

Javier Milei volvió a cargar las tintas contra los bancos: ¿Nace una obsesión?

El presidente de la Nación, Javier Milei, cargó las tintas contra un banco por sus "intenciones golpistas". ¿Qué pasó?

Tras sus reiteradas críticas al Banco Provincia, el presidente de la Nación, Javier Milei, cargó las tintas contra otra entidad bancaria. Fue desde la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde dio un discurso a propósito del 170 aniversario de la institución. Qué dijo.

En medio de un clima económico enrarecido, el libertario aprovechó la oportunidad para defender a rajatabla su política económica. También se refirió a la gran incógnita de estos tiempos: el levantamiento del cepo cambiario. "Nosotros vamos a salir del cepo, y siempre lo dijimos, no es que no lo dijimos", reiteró frente a las autoridades de la bolsa.

TE PUEDE INTERESAR

Sin embargo, Milei reconoció que falta mucho llegar a quitar las restricciones. "Había que alcanzar el equilibrio fiscal, chequeado, adentro. Dijimos que hay que terminar con los remunerados, adentro. Hay que terminar con los puts, los tenemos, jaque mate. Y lo otro que necesitamos es la convergencia con la tasa de inflación", enumeró el presidente.

Javier Milei Bolsa de Comercio de Buenos Aires.jpg
Javier Milei cargó las tintas contra un banco por tener "intenciones golpistas".

Javier Milei cargó las tintas contra un banco por tener "intenciones golpistas".

Fue en este fragmento de su discurso que cargó las tintas contra un banco privado. El jefe de Estado venía diciendo que falta resolver "el tema de los puts" que son, básicamente, bonos que tienen los bancos emitidos por el Banco Central. "Este tema, que parecía una abstracción, hace unos días ustedes vieron lo que podía causar", aseguró Milei.

"Pero dada la fuerte posición que nosotros tenemos en las cuentas del Banco Central y nuestra posición de caja en el Banco Nación, pudimos derrotarlos, pudimos derrotar a ese banco con intenciones golpistas", completó. En otras palabras, el libertario se enojó con una entidad bancaria (a la que evitó mencionar) por ejecutar su opción de venta de los bonos y obligar al Banco Central a emitir pesos para pagarlos.

Así las cosas, siguen faltando precisiones sobre la salida del cepo cambiario. Por lo pronto, parecería que el último requisito es que la inflación mensual llegue al 2 por ciento, es decir, a la mitad de lo que dio en mayo.

TE PUEDE INTERESAR