EL DEDO EN LA LLAGA

Javier Milei enojado por el ingenioso paralelismo del "Algoritmo de Yrigoyen"

Una metáfora logró calar hondo en el ánimo de Javier Milei. Se trata de la ridiculización en su modo de informarse. Él odia a Hipólito Yrigoyen. La explicación

A alguien en redes se le ocurrió darle un giro actual al históricamente conocido "Diario de Yrigoyen", para calificar la endogámica manera de Javier Milei de leer y repostear (o dar "likes"), solo a sus amigos, fans, bots y trolls, para reafirmar el rumbo de su gobierno como si fuera excelso.

El presidente se enojó mucho porque lo comparan con uno de sus archienemigos ideológicos, el caudillo radical de principios de siglo XX, dos veces presidente.

TE PUEDE INTERESAR

Según la mirada del actual ocupante del sillón de Rivadavia, "Don Hipólito" o "El Peludo", fue quien comenzó la decadencia económica nacional, por su populismo desde 1916.

"El algoritmo de Yrigoyen" es una expresión que comenzó hace pocas horas a utilizarse y provocó la ira del mandatario. Simplemente busca describir en una breve frase la forma en que el presidente Javier Milei se informa por las redes sociales, a través de cuentas afines a su ideología extrema, que le brindan únicamente información favorable o adulterada.

La expresión hace referencia a ese famosísimo giro en la cultura popular denominado como el "Diario de Yrigoyen".

Don Hipólito Yrigoyen asumió su segunda presidencia en 1928 e inmediatamente se enfrentaron dos realidades opuestas: por un lado, el presidente contaba con un amplio apoyo popular ya que había ganado las elecciones con un 57,4% de los votos; por otro lado, la prensa vaticinaba un futuro oscuro para el país e, incluso desde el primer día de su mandato, los periódicos atacaron a la figura del presidente radical.

Según trascendió desde esos años, sus allegados le otorgaban un periódico falso con los sucesos alterados, modificando lo que realmente publicaba la prensa, para mantenerlo de buen ánimo.

¿EXISTIÓ EL DIARIO DE YRIGOYEN?

Según cuenta Mercedes Roch, Licenciada en Historia en una publicación: "Es de destacar que nunca se encontró un ejemplar del supuesto diario de Yrigoyen. Asimismo, nunca nadie confesó haberlo escrito o impreso. Al faltar las fuentes que corroboren su existencia, es dudoso que efectivamente haya existido... La pregunta que puede surgir es, ¿por qué se inventaría la idea de un diario falso entregado al presidente? La respuesta podemos hallarla en el hecho de que habría sido un aspecto más de la campaña que promulgó la derecha en contra de Yrigoyen para tomar el poder por la fuerza en 1930: al extender la idea de que el líder radical recibía un diario falso con noticias alteradas, quedaba en claro que tenía dificultades para vincularse con la realidad..."

diari.jpg

EL PARALELO CON JAVIER MILEI

¿Qué tienen en común, entonces, el diario con el 'algoritmo' de Yrigoyen?

Hipólito Yrigoyen fue el primer presidente argentino elegido por el sufragio secreto y obligatorio, según la Ley Sáenz Peña de 1912.

Fue un presidente popular y carismático, que impulsó reformas sociales, laborales y educativas, y que defendió la soberanía nacional frente a las presiones de las potencias extranjeras. Sus detractores de origen conservador lo tildaban de autoritario y personalista, señalandolo por concentrar el poder en sus manos, marginar a sus colaboradores y aislarse de la opinión pública. Su segundo mandato estuvo marcado por la crisis económica mundial, el conflicto social, y la violencia política.

Screenshot_20240218_121324_X.jpg
Javier Milei ofuscado porque comparan su modo de informarse con

Javier Milei ofuscado porque comparan su modo de informarse con "El Diario de Yrigoyen"

Javier Milei también es un presidente controvertido y mediático, que genera adhesiones y rechazos. Su estilo de comunicación es agresivo, provocador y desafiante, y suele recurrir al insulto y al escándalo para captar la atención. Su principal canal de información y difusión son las redes sociales, especialmente Twitter, donde tiene seguidores, fans y empleados que lo apoyan y lo idolatran. Milei suele dar likes y retuitear publicaciones de sus amigos, trolls, bots y fans, que le brindan información favorable o adulterada, y que atacan a sus opositores y detractores.

La expresión "El algoritmo de Yrigoyen" sería una forma creativa de aggiornar el comportamiento de Milei en las redes sociales, que lo aísla de la realidad y lo encierra en una burbuja de autoconfirmación. Esta expresión sugiere una analogía con el diario de Yrigoyen, que también le ocultaba la realidad y lo halagaba. Sin embargo, hay algunas diferencias entre estos dos casos. Por un lado, el diario de Yrigoyen era una manipulación deliberada de un grupo de personas que buscaban proteger al presidente de las malas noticias, mientras que el algoritmo de Yrigoyen es una consecuencia de la propia elección de Milei de seguir y consumir cierto tipo de contenido en las redes sociales.

Por otro lado, el diario de Yrigoyen era un supuesto "medio de comunicación personalizado" que tenía un alcance limitado y que no generaba interacción con el público, mientras que el algoritmo de Yrigoyen es una especie de medio de comunicación digital, que tiene un alcance masivo y que genera una retroalimentación constante con el público. Al supuesto diario nadie lo veía, a la manera de actuar de Javier Milei "la ves".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/tomasrebord/status/1758355977928159504?t=V1o-4idulRi6l0IuW-gYqA&s=19&partner=&hide_thread=false

El algoritmo de Yrigoyen es una expresión que compara dos posibles formas de informarse de dos presidentes argentinos, que tienen en común el aislamiento de la realidad y la búsqueda de la confirmación de sus propias creencias. Sin embargo, también hay diferencias entre ellos, que tienen que ver con el origen, el medio y el efecto de estas formas de informarse. Estas diferencias reflejan los cambios que se han producido en la sociedad, la política y la comunicación en el último siglo.

La comparación ofende a Javier Milei más por la persona con la que se lo iguala que por el mecanismo similar de obtener información halagüeña, y parece haber calado más profundo aún que las palabras descalcificadoras de "presiduende", "pie de gnomo" o "el papadas".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/malcolmliepke/status/1758960002771902823?t=7RBXuuWXAwxrVBH6RIAciQ&s=19&partner=&hide_thread=false

TE PUEDE INTERESAR