ANÁLISIS

(In) seguridad: el Gobierno, la Legislatura, la Justicia y el Hombre Araña

Para el Gobierno, la culpa es de la Justicia, que mira al Ejecutivo y a la Legislatura porque faltan plata y jueces. Qué pasa con la (in) seguridad.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Javier Alonso, que quedó en reemplazo de Sergio Berni pero se mueve bajo su ala, tiró números alarmantes respecto del funcionamiento de la Justicia mientras le preguntaban por la inseguridad.

Voy a tratar de hacer síntesis, pero tratemos de tomar dimensión de lo que dice:

TE PUEDE INTERESAR

  • 82 mil causas y 5.500 allanamientos frenados, todos sobre narcotráfico.
  • Conseguir una orden de allanamiento puede demorar cuatro meses.
  • Menos del 10 por ciento de las causas que trata la justicia se resuelven: 9.200 sobre 98 mil.

¿De quién es la culpa? Para Alonso, de los fiscales. Habría que verlo bien porque en el poder judicial de la provincia de Buenos Aires los fiscales piden medidas y los que las autorizan son los jueces de garantías. Va de suyo que si el Ministro dice que son los fiscales, algo más sabrá. Igual después bajó dos cambios.

justicia.mp4

La seguridad y la justicia como en el meme del Hombre Araña

Ahora bien, ¿qué dicen los fiscales en particular y el poder judicial en general? Primero, que lo que plantea Alonso es muy grave. Por eso se le adelantaron y metieron una denuncia en el departamento judicial de San Isidro, que es el que mejor controlan (la asociación de fiscales se creó ahí).

En la denuncia sostienen que esto que dice Alonso hay que investigarlo. Si abren una investigación van a tener que citarlo para que aporte datos que sustenten sus dichos. Sino va a quedar políticamente muy expuesto, ¿no?

Seguridad, Justicia y Gobierno deben ajustar cuentas

No es el único poder del Estado que quiere ajustar cuentas con Alonso. En la Legislatura, la oposición agita un pedido de interpelación, que tiene más tufo a oportunismo político. Lo quieren acorralar, a él pero más claramente a Kicillof, por la ola de asesinatos que hubo desde que empezó el año.

Lo otro que plantea el Poder Judicial es que no tiene recursos para resolver todas las causas que se generan en la provincia de Buenos Aires. Esto es un viejo debate. El Poder Judicial, que es autárquico, quiere ser autónomo, es decir dictar y manejar su propio presupuesto.

Hay otra cuestión que observar en torno al funcionamiento del Poder Judicial y acá podemos decir que es por culpa de los otros poderes del Estado: faltan jueces, fiscales y defensores. Faltan como 700. Más de la mitad son jueces. La cuarta parte son fiscales. Por eso está lleno de jueces que manejan más de un juzgado y fiscales que aducen que no dan a basto con el trabajo.

Según datos oficiales hay 336 juzgados vacantes y 132 son del fuero penal. ¿Saben cuántas denuncias penales se generan en un año en la provincia de Buenos Aires? Casi un millón. Tiro el dato concreto: en 2022 fueron 924.492. Hurtos, robos, abusos, homicidios dolosos y culposos, lesiones, etc. Se llegan a tratar el 10 por ciento. Se resuelve el 10 por ciento del 10 por ciento.

Pliegos judiciales, debate eterno

¿Por qué no se completan esas vacantes? Es un misterio. Uno estaría tentado a decir que hay mucha gente negociando impunidad. Los jueces para ser jueces tienen que pasar el filtro de la chocolatería. ¿Es tan así?

La mayoría se traba en el Consejo de la Magistratura, que es un organismo en el que convergen jueces, legisladores, asociaciones de abogados. Políticos. Se supone que es una instancia técnica, donde se toman examenes, se hacen entrevistas y se puntúa a candidatos. Se supone. Consulté varias fuentes y me dijeron que es así, aunque hay un margen para hacer política.

Paréntesis: hay una idea muy instalada y muy falaz de que en el poder judicial no se hace política. Pero si, se hace, y mucha. Voy a citar solo un ejemplo que viene a cuento de esto que estamos hablando: la asociación de fiscales que se pelea con Alonso es un desprendimiento del Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia. Un grupo de fiscales, casi todos de zona norte, rompen el Colegio para construir su propio espacio de representación. Varias fuentes señalan como instigador de esa movida al procurador Julio Conte Grand, el jefe de todos los fiscales bonaerenses.

Conte Grand tiene un pasado militante. Es del Pro, se lo ha visto timbreando en campaña para María Eugenia Vidal, de quién fue Secretario de Legal y Tecnica. Vidal lo postulo y lo impulso para el puesto después de cargarse con aprietes sobre todo mediáticos a María del Carmen Falbo, a quien acusaba de ser Fernandista de Aníbal.

Con esto solo quiero señalar que los vasos comunicantes son muchos y que las influencias se mueven, pero que además dentro del propio ámbito de la Justicia hay rosca. Fin del paréntesis.

Me dijeron que el Consejo de la Magistratura venía funcionando bastante bien hasta que hubo un cambio de ley, los procedimientos se hicieron más exhaustivos y, para colmo, la pandemia. Se atrasó todo el trabajo, se complicaban las entrevistas y los exámenes presenciales, y las vacantes se acumularon. El año pasado salieron 150 ternas. A este ritmo se ponen al día dentro de 5 años.

Hay un segundo retén en la Legislatura, donde el oficialismo y la oposición no logran acuerdos mínimos para avanzar. En el Senado deberían darle el OK a los candidatos que el Gobernador seleccionó previamente de las ternas que le mandaron de la Magistratura. Ese mecanismo, claramente, no está funcionando, para ningún estamento: la Suprema Corte, que es el organismo rector del poder judicial, tiene tres bajas desde hace años y no se pueden cubrir porque hay una paridad total en la correlación de fuerzas y nadie quiere negociar.

La comisión clave del Senado es Asuntos Constitucionales. Vos mirás los nombres y ves que muchos están en el Consejo de la Magistratura. “Es la casta”, me dijo un político peronista, medio en joda y medio en serio. Casi todos los nombres que ves ahí tienen una terminal entre los intendentes.

Ahora yo pregunto, ¿estará bien que la misma gente haga la selección y de el acuerdo final? Bueno, podría pensarse que así se facilitan los trámites, pero no es el caso porque las designaciones no salen. Por decoro no voy a sacar mis conclusiones en voz alta.

Mientras tanto, la inseguridad sigue al tope entre las preocupaciones en las encuestas, que le pide explicaciones al Poder Ejecutivo, que culpa al Poder Judicial, que mira al poder Legislativo, que putea al gobierno, como en el meme del Hombre Araña. Todos de espaldas a la gente.

TE PUEDE INTERESAR