CAMBIOS

"Hasta acá": Patricia Bullrich pierde rosca en el armado bonaerense

Sebastián García de Luca, el hombre encargado de la rosca bonaerense le soltó la mano a Patricia Bullrich por su posicionamiento anti gobernadores.

La ministra de Seguridad de la Nación y extitular del PRO, Patricia Bullrich, perdió un importante caudillo bonaerense, el encargado de la rosca en la Provincia de Buenos Aires.

Se trata de Sebastián García de Luca, el hombre de Chivilcoy que fuera funcionario durante el Gobierno de Cambiemos y que responde directamente al expresidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

TE PUEDE INTERESAR

De Luca, que hasta ayer ocupada el cargo de secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, se despidió hoy de Patricia Bullrich, quien encabeza una feroz batalla interna en el PRO. El joven dirigente, de buen vínculo con sectores del PRO, vecinalistas e intendentes, era una pieza clave en el armado de la excandidata presidencial.

"Un placer acompañarte hasta acá, Patricia. Gracias por tu confianza. Sos una gran dirigente y mejor persona", dijo el exfuncionario. En ese plano, agregó: "Sigo convencido del cambio que necesita nuestro país, con responsabilidad, respeto y federalismo".

Esto último tiene que ver con la fuerte división que se generó al interior de lo que era Juntos por el Cambioen medio del conflicto entre Javier Milei y los gobernadores por los fondos de la coparticipación, especialmente el chubutense Ignacio Torres.

“En un país que existe la seguridad jurídica, que necesita mostrar al que viene a invertir que no va a pasar nada, estas amenazas lo que hacen es que los inversores se pongan a pensar hacia dónde van y para qué, si en cualquier momento nos cortan el suministro de gas y electricidad. Es pasar un límite”, dijo Bullrich en LN+.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/SebastiangdlCh/status/1762450859764363698&partner=&hide_thread=false

Previamente, había emitido un documento que tuvo el respaldo de funcionarios, legisladores e intendentes de todo el país en donde marcó una férrea posición de rechazo a las medidas de Torres.

“Ningún miembro del PRO puede estar de acuerdo ni validar la amenaza de confiscar propiedad privada. No solo es obsceno hacer esa amenaza, sino que son afirmaciones que ahuyentan inversiones, la creación de empleo y el progreso de nuestro país”, lanzó Bullrich.

Acto seguido, cerró el debate al asegurar: “El dilema es simple: o todo sigue igual o abrazamos la libertad y cambiamos”.

TE PUEDE INTERESAR