Transparencia cero

Flybondi y el “permiso” del gobierno nacional: La clave de un negocio que nació flojo de papeles

La iniciativa del Mauricio Macri de darle rienda suelta a los vuelos low cost trae aparejada una serie de acuerdos poco claros. La instalación del aeropuerto en El Palomar dejó al desnudo las “facilidades” que el Ejecutivo le brindó a la empresa que quiere explotar el servicio.

Por Andrés Sosa (@sosandres)

 

TE PUEDE INTERESAR

La intención del gobierno nacional de instalar un aeropuerto en la base militar de El Palomar para la explotación de vuelos low cost, dejó al descubierto una serie de acuerdos que se caracterizan por su dudosa veracidad. La polémica estalló a raíz del rechazo de los vecinos aledaños junto con las organizaciones de derechos humanos y diversos sectores. Ahora el conflicto abrió otro capítulo que da cuenta que el proyecto que además tiene a Flybondi en el ojo de tormenta, nació flojo de papeles

Tras el escándalo por el aterrizaje de emergencia en Córdoba, debido a la falla de una de las turbinas que tuvo en un vuelo promocional de la firma, salió a la luz documentación que dan cuenta de irregularidades cometidas desde el Poder Ejecutivo para usar la base militar de El Palomar como aeropuerto comercial. En la misma están involucrados el Ministerio de Transporte, la ANAC y el ORSNA junto con el concesionario Aeropuertos Argentina 2000.

Los documentos revelan que el proceso administrativo efectuado para habilitar comercialmente e incorporarlo al Sistema Nacional de Aeropuertos, para luego entregársela en concesión a AA2000 y que la cuestionada Flybondi comience a operar, ha sido una “gran simulación”.

Quien elaboró el proyecto original de El Palomar como aeropuerto comercial fue AA2000 y luego el Estado, a través de la ANAC, tomó como propio y presentó prácticamente el mismo documento como si hubiera sido una iniciativa estatal de “planificación estratégica de transporte aéreo”.

En las carátulas de los dos proyectos presentados se puede observar claramente el “reciclado” de la idea. El original está titulado como “Aeropuerto El Palomar. Propuesta. Aeropuertos Argentina 2000”, el proyecto de la ANAC es rotulado como “El Palomar 2017. Proyecto desarrollado por la ANAC”, y cuenta con los respectivos sellos oficiales tanto del Ministerio de Transporte como de la ANAC y el ORSNA.

 

 

De hecho, al inicio del documento que hizo AA2000 dice textualmente: “Síntesis de la Propuesta. Aeropuertos Argentina 2000 propone para el caso que las autoridades competentes entiendan conveniente habilitar comercialmente la Base Aérea Militar El Palomar”. De este modo, se puede establecer que la iniciativa fue originalmente confeccionada según los intereses económicos del grupo AA2000, el mismo holding que después fue el beneficiario directo al quedarse con el manejo del negocio aeroportuario de El Palomar.

 

 

Ahora las autoridades nacionales procuraron borrar esta introducción del texto del proyecto de AA2000 para no dejar rastros.  También se puede notar  que AA2000 hace mayormente referencia a la “BAM –Base Aérea Militar- El Palomar”, el Ministerio de Transporte junto con la ANAC y el ORSNA sustituyen la “BAM –Base Aérea Militar” por el “Aeropuerto El Palomar”.

 

 

 

Como si fuera poco, muchas recomendaciones de obras a realizar hechas por AA2000 no fueron tenidas en cuenta por las autoridades que directamente al copiar el proyecto original de AA2000 borraron las partes en que se advertía de serias falencias de la infraestructura de El Palomar.

En el documento de AA2000 llama la atención que luego de describir los 12 tanques de combustible que hay en El Palomar con cien mil litros cada uno, se haya señalado que “en relación a las instalaciones contra incendio, no hay equipos o sistemas de extinción y/o detección de incendios”.

Al ver como la ANAC y el Ministerio de Transporte copiaron dicho segmento, se ve que directamente eliminaron toda referencia a la carencia total que hay en la Base Militar El Palomar de sistemas de extinción y/o detección de incendios.

 

 

También, en el documento del Ministerio de Transporte y la ANAC al distribuir el espacio físico de una nueva construcción de una terminal de pasajeros, reservaron un lugar para que sea ocupado por AA2000. Por ese motivo, que ambas instituciones junto con el ORSNA, ya sabían que la concesionaria de El Palomar iba a ser AA2000, de hecho de esta última copiaron toda la documentación.

Otro dato a tener en cuenta es que cuando el proyecto tiene fecha 1/11/2017cuando todavía ni siquiera El Palomar había sido incorporado al Sistema Nacional de Aeropuertos lo cual recién sucedió el 26/12/2017 con el decreto 1092/17.

 

 

 

Tanto el gobierno nacional con el presidente, Mauricio Macri, junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, no logran que el proyecto, que tiene como principal aliado a la cuestionada Flybondi, empiece a carretear. Es que diversos sectores de peso que se oponen a la instalación del aeropuerto en El Palomar y descubren las irregularidades de la firma aérea, le hacen el camino un tanto más pedregoso. El conflicto crece a medida que aparecen denuncias junto al papelón de la empresa en Córdoba en el marco de la decisión de la jueza federal Martina Forns de suspender las obras en el lugar. Todos estos elementos hacen difícil de cumplir el objetivo del Poder Ejecutivo para que la aerolínea explote comercialmente el servicio sin tener en cuenta legislaciones y derechos básicos que afectan a miles de habitantes.

 

AS (@sosandres)

TE PUEDE INTERESAR