Cambios y más cambios

Fiesta del inmigrante político: Nedela lleva a Berisso un radical de Vicente López y en el PRO hay bronca

El jefe comunal sigue haciendo modificaciones y recortes pero su distrito sigue en crisis política y económica. Ahora puso un secretario de Hacienda que no es de la ciudad y le sacó protagonismos a los macristas puros

El intendente de Berisso, el radical Jorge Nedela, sigue haciendo modificaciones en su Gabinete pero la crisis sigue y hasta se profundiza. Las idas y vueltas y los escándalos han sido una constante en la gestión de este jefe comunal de Cambiemos que vino a romper el invicto de 70 años que tenía el peronismo allí, en su ‘cuna’.

La última movida fue tan polémica como inesperada. Luego de reclamarle la renuncia en suspenso a todos sus funcionarios decidió, según pudo reconstruir INFOCIELO, empoderar a la UCR y quitarle protagonismo al PRO, quizá enojado porque los beneficios por ‘pertenecer’ no llegan.

TE PUEDE INTERESAR

En un zarpazo, sacó de la sensible Secretaria Economía a Alberto “Beto” Amiel, presidente del PRO local, para llevarlo a la Jefatura de Gabinete, un puesto que muchos evalúan “decorativo”, ya que no tiene firma. La otra sorpresa fue cuando, para ocupar Hacienda, sacó de la galera al alfonsinista Daniel García.

La rareza es que García es oriundo de Vicente López y es un extraño para la dirigencia berissense, aunque desde la Comuna aseguran que está “compenetrado” con la actualidad y la falta de recursos del distrito. Ya prometió que hará una fuerte fiscalización de gastos.

Cuando se conoció el pase de silla de Amiel, la primera impresión fue que había sido ‘ascendido’ pero ahora, con el correr de las horas y la llegada de García, la sensación es otra: que le vendieron gato por liebre. García, según medios de Berisso, llegó de la mano del diputado nacional Miguel Bazze. Frente al destino de José “Cacho” Méndez (ex jefe de Gabinete), se confirmó que será el secretario privado del jefe comunal Nedela.

Este portal también pudo saber que esta semana Nedela anunciará una reestructuración económica de la mano de García. Entre otras medidas, recortaría nuevamente horas extras y contratos a cooperativas, lo que abriría una frente de conflicto. Otro más.

El Ejecutivo también tiene la esperanza de que en breve se vote en el Concejo Deliberante un el recorte del 10% del sueldo de los ediles, en sintonía con lo que resolvió Nedela para su propio salario y el de su equipo. Para eso va a necesitar apoyo del peronismo.

TE PUEDE INTERESAR