A LOS GRITOS

Escandalosa apertura de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante de Arrecifes

El intendente de Arrecifes, Javier Olaeta, encabezó la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, pero terminó abruptamente y entre acusaciones cruzadas.

Una vez más, el intendente de Arrecifes, Javier Olaeta, quedó envuelto en un escándalo. Fue durante la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante cuando se cruzó con las bancadas opositoras. La jornada terminó abruptamente en medio de gritos y acusaciones cuando los concejales del Frente de Todos se retiraron del recinto.

De antemano se suponía que la asamblea legislativa no iba a pasar como una formalidad más. Es que el jefe comunal de Juntos por el Cambio que gobierna desde 2016 se iba a ver cara a cara con los dirigentes que vienen denunciándolo por distintos delitos de corrupción. Comenzó ayer pasadas las 20.00 con la palabra de algunos ediles y el cierre estuvo a cargo de Olaeta tras más de 2 horas de sesión.

TE PUEDE INTERESAR

Por la oposición tomaron la palabra Gonzalo Peralta (FdT), Daniel Bolinaga (FdT-PJ), Jorge Eterovich (FdT-PJ) y Sebastián Reigosa (Vamos con Vos). Con este último fue con quien se cruzó el intendente hasta que la oposición decidió retirarse y dejar la sesión sin quórum.

Apertura de sesiones Concejo Deliberante de Arrecifes.mp4

El momento en el que se cruzan el intendente Olaeta con el concejal Reigosa.

"¿Saben con qué economía se maneja Arrecifes? Con las tasas de los vecinos. Usted concejal Sebastián Reigosa desde 2015 que no pagaba la tasa de su casa", lanzó Olatea. Ante esto, el dirigente randazzista lo cuestionó por hacer esa acusación y se fue. A los pocos minutos volvió con una carpeta y se la tiró sobre el escritorio. "¿Cómo me vas a hablar de esa manera? ¡Presos van a terminar, quédese tranquilo", le dijo antes de retirarse definitivamente.

Inmediatamente, entre aplausos y gritos el resto de los ediles de la oposición siguió los pasos de Reigosa. El intendente mantuvo su postura hasta el final diciendo que "cuando les dicen la realidad les molesta". "Vamos a seguir laburando hasta el último día que nos corresponde", sentenció antes de que las autoridades levantaran la sesión por falta de quórum.

TE PUEDE INTERESAR