¿DE LA MOTOSIERRA AL BISTURÍ?

Entre vaivenes y desabastecimiento, el Gobierno busca reordenar su política de energía, tarifas y subsidios

La Secretaría de Energía comienza a modificar el esquema de subsidios a la energía. Sale la segmentación, entra la canasta básica.

Tras una serie de avances y retrocesos, el Gobierno Nacional de Javier Milei intenta encontrar un rumbo en su política energética. Luego del tarifazo de febrero y el freno de mayo, retomó la idea de una transición que iría de la segmentación hacia la Canasta Básica Energética (CBE). Hoy hubo novedades.

A través del Decreto 465/24 publicado este martes en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía confirmó que va a restructurar los regímenes de subsidios de luz y de gas. Para ello determinó que entre el 1° de junio hasta el 30 de noviembre desarrollará un periodo de transición (que podría prorrogarse por 6 meses) para reordenar el panorama.

TE PUEDE INTERESAR

Según se explica en la norma, el nuevo régimen tiene tres ejes: trasladar el costo real de la energía a los usuarios, promover la eficiencia energética y asegurar el acceso al consumo indispensable de luz y gas de los usuarios residenciales vulnerables.

Eduardo Chirillo en plenario de comisiones Diputados.jpg
Eduardo Rodríguez Chirillo, secretario de Energía de la Nación, será el encargado de aplicar el sistema de CBE.

Eduardo Rodríguez Chirillo, secretario de Energía de la Nación, será el encargado de aplicar el sistema de CBE.

La administración libertaria pretende pasar del esquema de segmentación tarifaria inaugurado en 2022 a uno basado en la Canasta Básica Energética, una idea que Eduardo Rodríguez Chirillo presentó a principio de año, pero sin mayores precisiones. El Decreto explica que la CBE consiste en "determinar las necesidades esenciales de consumo de electricidad y de gas de los hogares, para cada estación del año y según su ubicación geográfica".

El precio de la energía a los usuarios

En reiteradas oportunidades, la norma habla de poner en marcha una transición "gradual, ordenada y previsible" en cuanto a las tarifas de los servicios públicos en cuestión. Sin embargo, se espera que los aumentos sean altos considerando los objetivos del nuevo esquema.

Es que no solo pretenden trasladar el costo de la energía a los usuarios sino que también eliminaron los topes de aumentos según Coeficiente de Variación Salarial (CVS) que imponía algunos límites para que las familias no destinen la mayor parte de sus ingresos a pagar las tarifas.

Por lo pronto, la Secretaría de Energía inaugura un periodo de transición el 1° de junio. Desde ese día estará facultada para aplicar "las correcciones y adecuaciones que correspondan al régimen de segmentación". En otras palabras, esto siginfica que los usuarios deberán preparase para nuevos aumentos.

TE PUEDE INTERESAR