Política y Economía Municipios
SIN ORDEN JUDICIAL

Ensenada: violento operativo policial contra productores agroecológicos

Denuncian que ingresaron sin orden judicial y que estaban acompañados de un grupo de civiles que "respondían" al intendente Secco.

Un grupo de productores agroecológicos de Ensenada denuncian haber sido víctimas de un allanamiento ilegal por parte de la policía bonaerense y un grupo de civiles, al cual identificaron con el intendente de esa localidad, Mario Secco.

En el comunicado que publicaron, aseguran que recibieron violencia física y amenazas, en un operativo irregular realizado el pasado 23 de diciembre en un campo donde se produce una “agricultura regenerativa, producción de semilas, producción de bioinsumos” y otro tipo de actividades. Los denunciantes aseguran que el propietario de ese campo, les cedió el uso de la tierra, mientras que la policía habría llegado con una orden de desalojo, que hasta ahora no pudo comprobarse.

TE PUEDE INTERESAR

“Después de 10 años de activismo socioambiental, hace un año compañeras y compañeros de ´todos los 25 hasta que se vaya Monsanto´ decidimos comenzar un proyecto con las manos en la tierra. Un amigo, Sergio Quintana, nos permitió utilizar su campo en Ensenada para llevar adelante esta idea y poner en práctica la agroecología. El 23 de diciembre alrededor de las 18 hs, en medio de una larga jornada de trabajo, irrumpieron en la propiedad 3 policías sin identificación a bordo de un patrullero junto a 5 civiles en dos vehículos particulares”, relatan desde el grupo de ambientalistas.

Ese día se encontraban tres de sus integrantes: Julián, Tamara y Cristina. El grupo de productores pidió en todo momento que los policías se identificaran y que mostraran una orden judicial para ingresar al predio, pero los oficiales se negaron.

“Los tres policías manifestaron que estaban acompañados por el dueño del lugar y que no necesitaban orden alguna, dijeron además que los llevarían a todos a la comisaría sin dar los motivos”, expresaron los denunciantes y agregaron que “en todo momento se notaba que quienes orquestaban el ilegítimo operativo eran los civiles, quienes por teléfono informaban los resultados del atropello a un tercero”.

Después, los productores aseguran que el personal policial recorrieron el lugar “pisando los cultivos” mientras repetían, “nosotros somos de Secco”, “ustedes no saben con quién se metieron” “ya van a ver quiénes somos” . “Entre golpes y empujones esposaron a Julián y lo subieron por la fuerza al patrullero. A Tamara la tomaron entre tres policías, ejerciendo una violencia innecesaria la esposaron y la subieron al patrullero. Después de esposar violentamente a Cristina, entre insultos la subieron a la camioneta de uno de los patoteros. Dentro del patrullero, Tamara comenzó a tener un ataque de pánico. Julián y Cristina pedían por favor que le permitieran salir para poder tomar aire, al abrir la puerta se desvaneció en el piso, en dónde los policías la zamarreaban y decían que dejara de hacer circo, mientras la trataban de histérica. Sin acceder a quitarle las esposas, aún desvanecida la levantaron entre 4 (3 de ellos hombres) y la tiraron en la camioneta del particular en dónde estaba Cristina”, describen en el comunicado.

131998991_4081130165250537_7057182649510660741_o.jpg

En tanto, los tres denunciantes aseguran que otros integrantes del proyecto agroecológico se acercaron al lugar tras sus detenciones y pudieron constatar que el grupo de civil que participó del allanamiento “se había robado el grupo electrógeno”, una herramienta fundamental para el trabajo diario, ya que el campo no cuenta con luz eléctrica.

A raíz de los llamados de organizaciones de distintas corrientes políticas, sumado a la presencia del secretario de derechos humanos de UTEP y de un abogado de la defensoría del pueblo, los detenidos fueron liberados a las 00.30 horas.

Ahora, aseguran que tanto el dueño legítimo de la propiedad, “como las compañeras y el compañero que han sufrido este atropello” realizarán la denuncia correspondiente ante la fiscalía.

“Mientras escribimos este comunicado, el Ford Falcon de la patota, como en los años más oscuros de nuestro país, pasa frente al campo en una clara intención de hostigamiento a las compañeras y compañeros presentes en el lugar. Sabemos de la codicia del negocio inmobiliario para la construcción de barrios privados en la zona, que atentan contra la biodiversidad, las economías locales, y la salud de nuestras familias”, cerraron en la denuncia pública.

A su vez responsabilizaron al intendente Mario Secco de lo ocurrido, como “de cualquier otra hecho de violencia” que puedan sufrir.

Los policías que intervinieron fueron la Sargenta Capristo, el Oficial Ayudante Nazareno Flores, el Oficial Clavijo, el Subcomisario a cargo de la comisaría 2da de Punta Lara: Hugo Aguilar. A su vez, el comunicado que publicaron por las redes sociales, también se nombra a los civiles que participaron del operativo.