Política y Economía
EN EL INTERIOR DEL PAÍS

Empresarios de colectivos presionan a los municipios: ¿qué pasa con los aumentos?

A través de FATAP, empresarios de colectivos del interior presionan a los municipios para que les reconozcan plenamente los estudios de costos. Amenazan con un paro.

Al tiempo que autoridades bonaerenses desactivaban el lockout empresario que redujo parcialmente servicios de colectivos en el Conurbano , un nuevo foco de conflicto asoma en el interior del país y amenaza con complicar el normal funcionamiento del transporte público de pasajeros en los municipios.

La Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) emitió un duro comunicado con el que salió a cuestionar los criterios adoptados por intendentes o cada Concejo Deliberante para definir las actualizaciones de tarifas.

TE PUEDE INTERESAR

En medio de las habituales redefiniciones del valor del boleto, pidieron a las autoridades locales que “las tarifas del sistema de transporte público de pasajeros del interior del país deben reconocer los costos de su operación”.

En otros términos, que se respeten plenamente los estudios de costos que efectúan las empresas y que no se autoricen subas por debajo de esos índices como suelen hacer los gobiernos locales (no solo toman los análisis económicos de las concesionarias sino consideran indicadores inflacionarios oficiales y otros datos para evaluar la ecuación financiera).

colectivos.jpg
Colectivos: Empresarios presionan para que los municipios no den aumentos por debajo de los estudios de costos

Colectivos: Empresarios presionan para que los municipios no den aumentos por debajo de los estudios de costos

Para citar dos casos bonaerenses recientes, en Mar del Plata y San Nicolás se autorizaron subas sensiblemente por debajo a las expectativas de las concesionarias. En la primera de las localidades, el intendente Guillermo Montenegro- tiene potestad del HCD para definir actualizaciones tarifarias- autorizó una tarifa a $297,30 cuando el pedido de las empresas era de un boleto a e $357,07. En la segunda localidad, el HCD aprobó una tarifa a $266 cuando la solicitud empresaria reclamaba un valor de $465.

Empresas piden que les reconozcan “los costos reales” de la prestación

En el documento, los empresarios advirtieron que los contratos de concesión del sistema de transporte de pasajeros urbanos por automotor del interior del país “deben ser cumplidos por los poderes concedentes según sus estipulaciones originales, para restablecer una ecuación económica contractual quebrada a causa de un sistema deformado por decisiones políticas sin bases técnicas ni sustento contractual” dijeron.

En ese sentido, consideran que el Estado debe “recrear las condiciones económico financieras y de mercado imprescindibles para terminar con la descapitalizacion y su consecuencia, una inferior calidad de servicios para los usuarios, que ha ocasionado que las empresas carezcan de recursos genuinos básicos para hacer frente a las obligaciones derivadas de la actividad” señalaron.

“La sustentabilidad económico financiera de la actividad requiere que se reconozcan los costos reales de la prestación y la utilidad requerida para mantener los servicios contratados, mediante tarifas pagas por la totalidad de los usuarios, siendo el estado quien asista, compense o subsidie en forma directa a quienes no puedan costearlas” consideran, como alternativa a los costos de mercado.

Desde ese planteo, sostienen que “las compensaciones tarifarias y las asistencias mediante atributos sociales disimulan la realidad de ingresos insuficientes a causa de contratos incumplidos, recayendo sobre las empresas los riesgos, los costos y las responsabilidades legales, sin que el estado asuma las suyas, distorsionando los valores de los ingresos (tarifas) que resultan necesarios para el cumplimento de los compromisos propios de la actividad” dicen.

subsicolectivos.jpg
A través de la FATAP, empresarios de colectivos  del interior pidieron a los municipios que “reconozcan los costos de operación”. Amenazan con un paro.    

A través de la FATAP, empresarios de colectivos del interior pidieron a los municipios que “reconozcan los costos de operación”. Amenazan con un paro.

“La actual situación económica y financiera del sector determina que las empresas no puedan cumplir en tiempo y forma con el pago de salarios y demás costos laborales, así como tampoco pueden atender la compra de combustibles a causa de los sucesivos incrementos en sus precios; les resulta además inviable adquirir repuestos a valores expresados y cobrados en dólares billete; y tampoco pueden asumir el costo de los servicios públicos, ajustados mensualmente en porcentajes mayores a los que se aplican para actualizar los aportes del estado nacional y las tarifas” sostienen, sin hacer referencia a los esquemas de subsidios que compensan esa estructura de costos.

“La única respuesta posible a esta crítica situación es el respeto irrestricto a las cláusulas contractuales que determinan los valores de las tarifas sin aportes del estado, como legítima contraprestación por el servicio, en defecto de lo cual, e sistema del transporte público de pasajeros urbanos del interior se paralizará de modo irremediable” concluyen.