SIN PAZ

El tenso cruce entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández por el narco

La vicepresidenta, Cristina Kirchner, le echó en cara a Fernández no abordar el problema del narco de manera integral.

En el marco de la firma del compromiso “Ni un pibe, ni una piba menos por la droga”, una campaña impulsada por la Federación de Hogares de Cristo que preside el cura José María “Pepe” Di Paola, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el presidente, Alberto Fernández, volvieron a protagonizar un tenso cruce.

El presidente se acercó con buena parte de su gabinete a Luján, donde tuvo lugar el acto, al tiempo que la exmandataria envió un mensaje grabado para brindar su apoyo ya que hace unos días, la vicepresidenta Cristina Kirchner recibió al impulsor de la iniciativa en su despacho del Senado y también firmó el compromiso.

TE PUEDE INTERESAR

En el mensaje, felicitó a los curas villeros por su trabajo y calificó a la adicción como "una tragedia de nuestra época" y evaluó que la adicción "tiene una dimensión humana que puede afectar a alguien de mucho dinero o fama, pero es una tragedia social, penetra en los sectores vulnerables por la ausencia del Estado que los curas cubren".

image.png

Luego, reparó en el drama del narcotráfico al recordar una conversación que tuvo con un expresidente de Guatemala que le contó como el narco había comenzado a ocupar el rol del Estado al estar presente en las necesidades de las personas más vulnerables.

Pero luego disparó con toda la artillería contra las medidas del presidente ante el drama narco en la ciudad de Rosario.

"Hace unos días hablaba con el gobernador Perotti (Santa Fe), que recordaba la acción que llevamos adelante en 2014 cuando Sergio Berni era secretario de Seguridad", comenzó. Luego, señaló que desde su gestión "fuimos a Rosario en tiempos difíciles, pero además de las fuerzas de seguridad fue Desarrollo Social, fue la ANSES, fue el Ministerio del Interior", enumeró Cristina Kirchner al señalar el factor social del problema.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1634580573799829510

"Es importante que se comprenda que el problema no solo se soluciona con las fuerzas, sino que el Estado recupere el territorio, el rol ante los sectores vulnerables", dijo la vicepresidenta.

Las palabras de la vice calleron como un baldazo de agua fría para el presidente, que en el momento de su alocución se tomó un momento para responderle.

"El del narco es un problema gravísismo, es un crimen que tiene la capacidad de corromper a las fuerzas policiales, la justicia y la política. Está claro que hay que ir, que la presencia policial no es suficiente, está claro que lo que más falta hace es que desaparezcan esos corruptos enquistados en el Estado que los defienden, que podamos avanzar; así como lo hizo Cristina, lo estamos haciendo, por que pensamos lo mismo", cerró.

TE PUEDE INTERESAR