Día clave

El moyanismo busca recrear un MTA como en los 90 pero la figura de Pablo le pone límites a ese armado

Desde Camioneros y sus gremios aliados ya se fueron de la CGT y ahora motorizan otro frente sindical anti-macrista. Si bien la cantidad de entidades que arrastra es importante, el polémico hijo de Hugo le pone un techo al espacio.

Este jueves será un día clave para el futuro de la CGT, en el que podría cristalizarse una ruptura definitiva que de paso a una central paralela u opositora motorizada, principalmente, por los gremios que responden a Hugo Moyano. Obviamente, el proceso será seguido de cerca por el Gobierno Nacional ya que la eventual escisión sería profundamente anti-macrista.

Las cartas se mostrarán esta tarde en el plenario de secretarios generales convocado en el teatro Empire del barrio de Congreso, propiedad del sindicato de maquinistas “La Fraternidad”. Las presencias y las ausencias serán fundamentales pasar sacar un diagnóstico.

TE PUEDE INTERESAR

Desde el moyanismo y otros sectores aliados –unos 60 gremios- plantaron bandera ayer en un cónclave que se llevó adelante en la Asociación de Pilotos (APLA), donde participó el propio Hugo Moyano. Además de Camioneros y los aeronáuticos, estuvieron SMATA, Canillitas, Curtidores, Bancarios y Peajes, entre otros.

Autodenominado “Frente Sindical de Lucha”, abogan por un plan de lucha y una movilización que, a más tardar, debe llegar para septiembre. Este sector guarda relación, además, con la Corriente Federal (más de corte kirchernista) y los combativos del 21-F (organizadores de la marcha federal).

El principio de ruptura tuvo lugar el lunes cuando Camioneros retiró a su hombre, Sergio Sánchez (titular de Peajes tras la salida de Pablo Moyano), del Consejo Directivo de la CGT. Los motivos: la pasividad del triunvirato ante la Casa Rosada y la falta de solidaridad frente a las millonarias multas que aplicó Trabajo a la entidad de los Moyano.

Si bien Marcelo Peretta, titular del Sindicato argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, puso en duda la continuidad Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) en la conducción tripartita de la CGT, por su raíz moyanista, INFOCIELO pudo saber que, para eso, aún falta mucho.

“Antes el límite era Cristina Kirchner pero ahora es Pablo Moyano”, le comentó a este portal una fuente de Calle Azopardo. Es que muchos dirigentes prefieren aparecen como tibios antes que someterse a una conducción “pablista”. No están de acuerdo con sus modos. Queda por ver también cuál es el rol que jugarán los Gordos, los Independientes, los del Transporte y Luis Barrionuevo. Se descuenta que estos espacios serán fundamentales para mantener a los triunviros.

Fue el propio Moyano el que le dio entidad al “armado nuevo” que comenzó en APLA. “Seguirá la conducción del triunvirato donde algunos más van a renunciar seguramente. Y por otro lado este armado nuevo y así buscar alternativas. O conformar un nuevo espacio como puede ser MTA (Movimiento de los Trabajadores Argentinos) que ya se hizo en los '90”, dijo en la últimos horas a Perfil. Otra opción que también mencionó es pedir “la renovación de autoridades”.

TE PUEDE INTERESAR