Política y Economía
CORTE DE BOLETA

El mapa de la traición: los intendentes que cortaron a Sergio Massa y Juan Grabois

El corte de boleta fue furor en Unión por la Patria. En la carrera presidencial, Sergio Massa y Juan Grabois perdieron 230 mil votos vitales.

En julio de 2009, luego de una dolorosa derrota del kirchnerismo a manos del tridente Francisco De Narváez, Mauricio Macri y Felipe Solá, el intendente de José C. Paz, Mario Ishii -un verdadero barón del Conurbano-, hizo un anuncio, casi una promesa: “voy a salir a buscar a los traidores”, lanzó, embroncado porque, decía, los intendentes habían mandado a cortar a Néstor Kirchner para salvar el propio pellejo.

Hoy, mientras el país le busca una explicación al fenómeno Javier Milei, se vuelve a verificar la vigencia del fenómeno del corte de boleta, esta vez en contra de Sergio Massa y de Juan Grabois.

TE PUEDE INTERESAR

Según los datos del recuento provisorio, sólo en la primera y en la tercera sección -las dos del Conurbano- Unión por la Patria dejó ir unos 230 mil votos en el tramo presidencial, una cantidad que hubiera permitido al oficialismo desplazar a Juntos por el Cambio como segunda fuerza más votada.

El “mapa de la traición” tiene sus zonas frías y sus zonas calientes. En la primera sección, al norte de la Capital Federal, Navarro, Mercedes y Luján están al rojo vivo. En la tercera, al sur de CABA, San Vicente, Ezeiza y Ensenada, como también Berazategui y Avellaneda, muestran números muy altos.

El corte de boleta es una de las estrategias que suelen usar los intendentes para lograr el voto cruzado de vecinos que tienen otras predilecciones en otras categorías. El trabajo territorial muchas veces incluye conocer con precisión las preferencias de cada uno de los votantes y hacerles llegar el "voto collage" personalizado.

Un dato interesante es que en los municipios más populosos y heterogéneos del Conurbano, como La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Almirante Brown, entre otros, tienen una paridad notable en todas las categorías, prueba irrefutable de que allí se militó “la boleta completa”, como suele decirse.

Hay que destacar que el voto de los extranjeros -que únicamente pueden sufragar por las categorías provinciales-, no explica la magnitud del fenómeno registrado en estas PASO. Según la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires, este domingo sufragaron 239 mil personas una cantidad que no llega a cubrir el "faltante" que perjudicó a Massa y a Grabois.

Las zonas más calientes del corte

En la primera sección

En Navarro el corte de boleta fue récord. Entre los dos precandidatos a intendente -Facundo Diz y Gastón Tieri- lograron casi cinco mil votos, pero el tramo presidencial no llegó ni a la mitad de esa cifra. Sergio Massa y Juan Grabois, sumados, alcanzaron los 2.142. El corte de boleta fue amplio y perjudicó también a Axel Kicillof, que perdió 1.500 votos en el camino.

Los casos de Luján y de Mercedes son raros. Tienen en común que reportaron un corte de boleta de más de 35 puntos en la categoría presidencial y que son gobernados por intendentes de La Cámpora que buscaban su reelección. ¿Un vuelto por la fallida candidatura presidencial de Wado De Pedro?

juani ustarroz mercedes.jpg
Juan Ustarroz, intendente de Mercedes

Juan Ustarroz, intendente de Mercedes

En el primero, a cargo de Leo Boto, hubo casi 13 mil boletas cortadas. La categoría intendente logró 31 mil y la categoría presidente apenas 18 mil. En el segundo, gobernado por Juan Ustarroz, primo de Wado de Pedro, se perdió uno de cada tres votos a presidente.

En el Conurbano sur

En la Tercera, el campeón del corte es Nicolás Mantegazza, de San Vicente. Su boleta se contó 25 mil veces, pero la de Massa menos de la mitad. Si se suman los votos de Juan Grabois, son menos de 17 mil y el corte se va a casi 30 puntos porcentuales. Difícil de explicar.

Cerquita de San Vicente, en Ezeiza, Gastón Granados mostró las mañas de su padre y se perfiló como el candidato más votado a nivel municipal, con más de 45 mil sufragios. A Massa y a Grabois no les fue tan bien, aunque los 33 mil votos logrados le permitieron a Unión por la Patria ser el espacio ganador en la categoría presidencial.

Finalmente, Ensenada. Mario Secco sacó chapa de multicampeón y se quedó con casi 6 de cada 10 votos que había en juego. Se ve que no fue muy persuasivo a la hora de pedir el voto para sus compañeros de lista: el tándem Massa-Grabois quedó en 48 por ciento y Axel Kicillof superó el 51.

También hay casos -pocos- en los que el corte de boleta jugó al revés: A Andrés Watson lo cortó el 3 por ciento de los vecinos de Florencio Varela; a Mario Ishii, casi el 6; a Fabián Cagliardi, en Berisso, el 11. Son números escasos comparados con el 24 por ciento que quiere al oficialismo pero no a Gustavo Menéndez en Merlo. Pero esa es harina de otro costal.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión