GESTO

El Gobernador de Salta le corre el arco a Javier Milei y frena el aumento de luz

El Gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, suspendió por 120 días de la actualización tarifaria del servicio de electricidad. ¿Un mensaje para Javier Milei?

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, que viene mostrando predisposición a trabajar con el gobierno de Javier Milei, acaba de mandar un mensaje directo a la Casa Rosada al suspender por 120 días el aumento de la luz aprobado el 31 de enero.

Lo hizo a través del Ente Regulador de los Servicios Públicos. A la vez, comunicó a la Empresa Distribuidora de Salta que se abstenga de aplicar los aumentos previstos para las boletas de luz y que emita las facturas acorde a los cuadros tarifarios vigentes a febrero de 2024.

TE PUEDE INTERESAR

En Salta creen que a Sanz lo "corrió" políticamente el ex candidato a gobernador y actual diputado nacional de Unión por la Patria (UxP), Emiliano Estrada, que sumó a la Cámara Hotelera Gastronómica y Afines de Salta y a la Cámara de Comercio e Industria de Orán, en un alzamiento contra las tarifas.

Lo extraño es que la medida se dio a conocer luego de la cumbre de gobernadores del Norte Grande que se realizó en Salta y en la que participó el ministro del Interior de la Nación, Guillermo Francos. Por un lado, el salteño envió esa señal de acercamiento de cara al tratamiento en el Congreso de la nueva Ley Bases y Puntos de Partida y para el paquete de reformas fiscales. Pero a las pocas horas corrió el arco.

Fuentes del sector energético señalaron que la decisión de Salta puede generar un precedente contrario a la normalización de las deudas que distribuidoras provinciales públicas o privadas y cooperativas de todo el país mantienen con Cammesa por la compra de energía.

El aumento de las tarifas en Salta se iba a realizar de manera progresiva estableciendo para febrero un aumento del 78%, fundado en la imposibilidad aducida por las distribuidoras de cumplir con sus obligaciones por la otra parte de la tarifa, que son los costos de generación o precios de abastecimiento de la energía, contrayendo una deuda importante con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA). En ese sentido, para marzo estaba previsto un incremento del 11,84% y para abril otro 11,84%.

Ahora, con la aplicación parcial de los incrementos que actualiza el Valor Agregado de Distribución (VAD), que remunera el servicio de las distribuidoras eléctricas, vuelve a ponerse en cuestionamiento la capacidad de regularizar la deuda con Cammesa.

De la lectura de la factura de luz, según se afirmó desde la empresa, el 60% del total se compone por el precio de la energía (37%), el precio del transporte (4%) y la carga impositiva (19%), en tanto que el restante 40% es responsabilidad de las distintas autoridades provinciales y corresponde al Valor Agregado de Distribución (VAD).

Desde febrero, el Gobierno nacional eliminó todos los subsidios a la luz, a excepción de los usuarios residenciales segmentados como N2 y N3 de ingresos bajos y medios, e incrementó el costo estacional de la energía de manera uniforme en todo el país. En el caso del Valor Agregado de Distribución los incrementos desde marzo son dispares de acuerdo a las jurisdicciones, y están en distinta etapa de actualización.

TE PUEDE INTERESAR