ECONOMÍA EN ROJO

Durísima advertencia del Frente Renovador a Luis Caputo: "Si no frena esta ola de despidos..."

El Frente Renovador emitió un comunicado en el que advirtió el resultado de las políticas de Javier Milei y Luis Caputo. Qué dijeron.

“Si Luis Caputo no frena esta ola de despidos en el privado, Argentina se hundirá en la pobreza”. El durísimo planteo corrió por cuenta del Frente Renovador de Sergio Massa y vino acompañado de una serie de datos preocupantes.

Las mil suspensiones en FV, los despidos en ChangoMás, los trabajadores cesanteados en Whirpool y en Fate configuran, para ese espacio, un indicio de que la economía marcha mal.

TE PUEDE INTERESAR

La situación excede a las grandes empresas: “Las PyMES en Argentina están en terapia intensiva y el ministro Caputo es el único responsable”, plantearon los renovadores.

Se caen los sueldos, se caen las compras, se cae la producción

El fondo de la cuestión es "el deterioro del poder adquisitivo de los argentinos repercute directamente en la disminución de compra, y como resultado hay fábricas con apagones, máquinas sin funcionar y miles de trabajadores suspendidos y despedidos".

Los datos macro, recogidos de la Secretaria de Trabajo de la Nación, revela que desde el comienzo de la era Milei ya hay 150.000 puestos de trabajo menos y una pérdida de 94.000 empleos en el sector privado. La mitad de la industria está parada.

"Es una tragedia para la producción y el trabajo argentino"; sintetizó el exministro de Producción, José Ignacio de Mendiguren.

La tropa de Sergio Massa, preocupada

El ex Secretario de Finanzas, Eduardo Setti, señaló: “el gobierno define a la recesión como remedio de la inflación. La principal consecuencia de la recesión es tener salarios sin ajuste por inflación, deteriorando el poder adquisitivo de los trabajadores. Además, los empresarios al no poder encontrar horizonte de recuperación empiezan a despedir ante la poca demanda de sus productos”.

En la misma línea, el economista Setti destacó: “No hay incentivos del sector público ni privado local como para motorizar una recuperación en “V” y considero que la puesta del actual gobierno está enfocada en el sector externo, que por el momento no da señales de invertir en la economía real de Argentina”.

Según proyecciones basadas en la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), desde las elecciones, el empleo registrado, que venía recuperándose tras la pandemia, se contrajo en casi 40.000 puestos formales. Además, se estima que este año se perderán 336.000 empleos, cifra similar a la pérdida generada por el COVID-19. Además, el último informe del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) remarcó que en febrero el conjunto de personas con empleo asalariado registrado mostró una caída del 0,2%, lo cual se traduce en 16.000 personas menos con un empleo asalariado.

Los sectores que presentaron las mayores contracciones fueron: Construcción (-3,2%); Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (-0,5%); Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-0,2%); e Industrias manufactureras (-0,2%).

“Nuestro país debe cuidar y sostener el empleo a la vez que invierte e incentiva la creación de nuevas empresas para generar más empleos de calidad. Sin embargo, en el marco de la caída del empleo, la actividad económica, la contracción del consumo y la caída del salario real, ¿qué incentivo hay para el surgimiento de nuevas empresas?”, enfatizó la ex Subsecretaria de Desarrollo Emprendedor en la gestión de Sergio Massa, Natalia Del Cogliano.

Frente a esos diagnósticos, el Frente Renovador planteó que hay "números en rojo", alarmantes "para la recuperación y proyección de la economía argentina, como así también, para todos los trabajadores que se encuentran en un contexto de desprotección e inestabilidad a corto plazo".

TE PUEDE INTERESAR