Política y Economía Internacionales
SIEMPRE A CONTRAMANO

(Des) control de precios vs. Reduflación en Europa: Dos enfoques contrastantes

Al tiempo que en nuestro país se libera a empresarios para que hagan lo que se les plazca, en Europa el control de precios aumenta con nuevas regulaciones

La política de desregulación y desaparición del control de precios en nuestro país, impulsada por el (gigantesco y aún vigente) Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de Javier Milei, intenta representar un rumbo hacia el "libre mercado". Mientras tanto en Europa sucede exactamente lo inverso.

La medida de los libertarios locales incluye la liberación de precios, la anulación de la ley de góndolas, y la eliminación de cualquier restricción para las políticas de armado de precios. En contraste, particularmente en Francia, se están implementando regulaciones estrictas para alertar a los consumidores sobre la "reduflación", una práctica en la que las empresas reducen el tamaño de los productos empaquetados sin disminuir sus precios. Algo que desde hace años se da en el medio local sin que se utilizara esa denominación tan acertada.

TE PUEDE INTERESAR

Esta comparación evidencia dos enfoques diametralmente opuestos hacia la regulación del mercado y la protección del consumidor. Uno el de países del primer mundo, cuidando la información que le llega al consumidor, y el otro dejando liberados a los empresarios a utilizar cualquier técnica de manipulación sin siquiera realizar una alerta a los desprevenidos ciudadanos.

REGULACIÓN EN EUROPA, LIBERALIDAD EN ARGENTINA

El DNU de Javier Milei tiene como objetivo principal fomentar un entorno económico más liberal y pro-capitalista. Al eliminar las restricciones y controles sobre los precios, la ley de góndolas y otras regulaciones, el gobierno sostiene que busca incentivar la competencia y permitir que el mercado determine los precios. Los libertarios, defensores de esta medida, argumentan que la desregulación estimulará la eficiencia, atraerá inversiones y reducirá la burocracia que asfixia a las empresas.

La ley de góndolas tenía como propósito aumentar la competencia y dar mayor visibilidad a productos de pequeñas y medianas empresas en los supermercados. La eliminación de esta ley, junto con otras restricciones, se presenta como una estrategia para 'desatar el potencial del mercado', y promover el crecimiento económico.

"REDUFLACIÓN" EN FRANCIA

En contraste con la desregulación en Argentina, Europa está adoptando un enfoque regulador robusto para proteger a los consumidores. La reduflación, que implica reducir el tamaño de los productos sin ajustar el precio, genera una preocupación significativa entre los consumidores y autoridades europeas. En Francia, por ejemplo, el gobierno implementó una normativa que obliga a los minoristas a exhibir carteles que alerten a los consumidores sobre la reduflación.

c4b93290-534e-11ee-885d-210735126c3a.jpg
En Europa buscan advertir sobre la 'reduflación' avergonzando a las empresas que achican sus paquetes con cartelería explícita

En Europa buscan advertir sobre la 'reduflación' avergonzando a las empresas que achican sus paquetes con cartelería explícita

Esta medida, que entrará en vigor con carácter obligatorio el 1 de julio próximo, requiere que los minoristas coloquen advertencias visibles frente a productos cuyo tamaño haya sido reducido sin una correspondiente disminución de precio.

El Ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, describió a la reduflación como una "estafa", y la normativa busca poner fin a esta práctica engañosa.

La campaña contra la reduflación en Francia incluye además la posibilidad de que los consumidores alerten acerca de irregularidades a través de una aplicación de reportes del consumidor, incentivando una mayor transparencia y empoderando a los compradores.

Este enfoque refleja una postura de protección al consumidor, buscando asegurar que los ciudadanos no sean engañados por prácticas comerciales deshonestas.

CONTRASTE DE ENFOQUE EN CONTROL DE PRECIOS

La desregulación absoluta en el gobierno libertario se presenta como una solución innovadora y pro-capitalista, con la esperanza de revitalizar la economía mediante la libre competencia y la reducción de la intervención estatal.

Sin embargo, esta medida también plantea riesgos aún mayores, como la potencial monopolización de mercados y la posibilidad de que los consumidores enfrenten precios abusivos sin mecanismos de control o protección.

En cambio la postura europea, especialmente la de Francia, refleja una preocupación profunda por la equidad y la transparencia en el mercado. Al obligar a las empresas a ser transparentes sobre la reduflación, se protege a los consumidores de prácticas que pueden erosionar su poder adquisitivo de manera encubierta.

Esta regulación no solo busca evitar la decepción del consumidor, sino también mantener la confianza en el mercado y en las prácticas comerciales justas.

Mientras que en Argentina avanzamos hacia una desregulación total con la esperanza de fomentar un mercado libre y competitivo, en Europa se adopta una estrategia exactamente a contramano, enfocándose en la regulación para proteger a los consumidores de prácticas comerciales engañosas.

Este contraste resalta las diferentes filosofías económicas y prioridades de política pública en ambas regiones, ilustrando cómo cada sociedad maneja los desafíos económicos y la protección de sus ciudadanos de acuerdo a la ideología de sus gobernantes.

De todos modos, vale aclarar, que en Francia no gobierna ningún partido de tinte socialista, sino todo lo contrario.

TE PUEDE INTERESAR