COBERTURA ESPECIAL DE INFOCIELO

Debate caliente en Olavarría: chicanas y acusaciones cruzadas entre los candidatos

El déficit municipal y los cruces por corrupción dominaron el debate en Olavarría. La defensa de Galli y las estrategias de sus rivales de UxP, FIT y LLA.

Los cuatro candidatos a intendente de Olavarría se subieron este martes al escenario en el debate organizado por la Facultad de Ingeniería de la UNICEN.

A lo largo de una hora y media, el actual jefe comunal de la ciudad, Ezequiel Galli (Juntos), Maximiliano Wesner (UxP), Celeste Arouxet (La Libertad Avanza) y Agustín Mestralet (FIT) intercambiaron ideas y se cruzaron fuerte con los tres ejes temáticos delineados por la organización: política económica y recursos materiales, recursos sociales y recursos comunitarios.

TE PUEDE INTERESAR

Además, hubo un espacio para réplicas y otro para preguntas entre los postulantes donde se produjeron los duelos más picantes (debían estar vinculadas a los tópicos de turno).

Aunque cada uno de los aspirantes al sillón del Palacio San Martín se aferró a un diagnóstico local para apalancar sus propuestas, no faltaron las chicanas para exponer a sus rivales y sensibilizar a los vecinos sobre los diferentes modelos de ciudad en disputa. En ese marco, el estado de las finanzas municipales y las denuncias cruzadas por corrupción se colaron en los momentos más calientes del evento.

El debate se desarrolló en una sala especialmente adaptada de las aulas comunes del campus universitario. Hasta allí llegaron cerca de un centenar de personas entre asesores y militantes –a alrededor de diez por cada fuerza políticas-, empresarios, representantes académicos y el periodismo. El debate comenzó puntual a las 19:00 y fue retransmitido por medios locales y las redes sociales y mostró aceptables números de audiencia.

debate7.jpg
El debate en Olavarría se desarrolló en una  sala especialmente adaptada de las aulas comunes del campus universitario

El debate en Olavarría se desarrolló en una sala especialmente adaptada de las aulas comunes del campus universitario

A doce días de la elección general, cada candidato hizo su juego con la mochila de los números de las PASO en la espalda. Ezequiel Galli fue consciente que corría de atrás – pese a ganar la interna quedó tercero en votos individuales- e intentó defender su gestión a partir de “todo lo hecho” pese a las dificultades del contexto de país.

Con un tono más agresivo, acorde al planteo halcón de Patricia Bullrich- había apostado por Larreta y Santilli en agosto- echó culpas a provincia y nación pero le faltó autocrítica. En más de una oportunidad, trató traer de los pelos los casos de Insaurralde y “Chocolate” Rigau para contrarrestar los ataques y polarizar con el kirchnerismo local (a quienes acusa de esconder a sus candidatos nacionales y provinciales).

Maximiliano Wesner, el candidato más votado de las primarias, siguió la línea que lo llevó a la victoria. Se mostró propositivo y evitó confrontar – salvo por una pregunta final hacia Galli-. Habló convencido de que será el próximo intendente aunque no arriesgó nada. Fue correcto pero no brilló. Se lo vio incómodo cuando debió sortear algunas de las preguntas de sus rivales vinculadas a lo nacional.

debate2a.jpg
Maximiliano Wesner, candidato a intendente de Olavarría de Unión Por la Patria

Maximiliano Wesner, candidato a intendente de Olavarría de Unión Por la Patria

Celeste Arouxet, candidata de La Libertad Avanza, combinó propuestas con denuncia. Eligió a Ezequiel Galli como destinatario de sus mejores golpes al mentón. Hizo gala de sus conocimientos en economía y tuvo “punchline” en los momentos justos. Pero cuando la izquierda le preguntó por las ideas de Javier Milei sobre Derechos Humanos caminó por la cornisa. “Tendrías que preguntarle a él” dijo, a modo de excusa. Finalmente dio su opinión: “no voy a un número si son 7 mil o 30 mil. Memoria, verdad y justicia para los desaparecidos por la dictadura y para los desaparecidos por los terroristas” afirmó bajo la cuestionada teoría de los dos demonios.

Finalmente, el candidato del Frente de Izquierda, Agustín Mestralet mostró los atributos y falencias típicos de su espacio político. Agudeza en el análisis situacional y capacidad para incomodar a sus adversarios pero fisuras a la hora del hilvanar un proyecto de gestión y plasmar ideas con viabilidad en un eventual gobierno.

La oposición acorraló a Galli por el déficit y el intendente pateó la pelota afuera

Tras un minuto de presentación donde cada postulante, Ezequiel Galli fue el encargado de inaugurar el eje económico.

En sus dos minutos, el Jefe Comunal del PRO trazó una misma premisa. Enumerar logros “a pesar de la debacle económica nacional” y de la “asfixia económica de Kicillof”. Mencionó obras de cloacas y facilidades para radicación de parques industriales pero tuvo un fatal acto fallido: “Los caminos rurales de la provincia son un ejem… de Olavarría son un ejemplo” corrigió.

furcio ezequiel galli.mp4

El déficit municipal lo atribuyó únicamente a cuestiones macro como “la inflación” y los retrasos de la provincia en el pago de fondos coparticipables. Cargó contra IOMA y PAMI por “replegarse” de la cobertura de salud y sobrecargar de pacientes al Hospital. “Terminamos 1100 obras mientras otros se pasean por el Mediterráneo” lanzó. No hubo alusión a cuestiones de la administración local ni autocrítica sobre la gestión de los gastos.

debate3.jpg
Ezequiel Galli, intendente de Olavarría (Juntos)

Ezequiel Galli, intendente de Olavarría (Juntos)

Los tres candidatos opositores machacaron sobre el déficit económico de la administración Galli. Agustín Mestralet (FIT) afirmó que el PRO de Olavarría va a dejar un “déficit nefasto”. Maximiliano Wesner (UxP) habló de una suerte de descalabro en las cuentas locales por el aumento de la planta política “la más grande de la historia” y el déficit operativo. “Se perdieron 8 puntos de inversión real directa” reveló. Desde lo propositivo enunció un plan de 100 viviendas por año- acorde a las proyecciones de la provincia- un frigorífico – uno de los grandes inconvenientes ya que Olavarría es la ciudad con más cabezas de ganado en la provincia- y un polo tecnológico.

Celeste Arouxet hizo gala de sus conocimientos como contadora pública y advirtió que el municipio tiene actualmente un déficit de casi 1500 millones de pesos. Cuestionó los gastos políticos y propuso bajar las direcciones de 115 a 50. Además cruzó al municipio por los costos de la concesión del servicio de basura y lo comparó con los gastos de Mar del Plata. En las réplicas, Ezequiel Galli pudo gambetear la última acusación al señalar que la gestión de Guillermo Montenegro tiene dividido los costos en “cuatro pliegos distintos” algo que negó la actual concejala: “son las mismas unidades de medidas” retrucó.

debate1.jpg
Celeste Arouxet, candidata a intendenta de Olavarría  (La Libertad Avanza)

Celeste Arouxet, candidata a intendenta de Olavarría (La Libertad Avanza)

Los argumentos del intendente sobre las causas del déficit fueron refutados por sus rivales que les recordaron que distritos de su mismo signo político como Tandil y Junín tienen superávit fiscal.

Las políticas sociales y acusaciones cruzadas sobre “corrupción”

En materia de salud se repitieron las críticas opositoras a Ezequiel Galli. La candidata libertaria lo acusó de destruir “el sistema de salud que supo tener Olavarría” y apuntó a recuperar la atención en las localidades “no se puede jugar con la vida como se está jugando” y propuso mejorar los incentivos para que médicos se queden en el sector público.

Wesner insistió en los planteos de provincia para garantizar la gratuidad de la atención y aseguró que condonará deudas. Además recordó las gestiones ante provincia para conseguir una ambulancia. Galli enumeró obras en el Hospital e insistió con la falta de prestaciones de IOMA y PAMI.

Uno de los puntos más calientes fue el de la asistencia social. En más de una oportunidad, los candidatos retadores trajeron al debate las denuncias por corrupción que sacudieron a la secretaría de Desarrollo Social y que afectaron la imagen de credibilidad de la gestión.

En especial, se refirieron a los escándalos por la presunta venta de terrenos ilegales que derivó en la tardía renuncia de Diego Robbiani y el presunto "uso indebido" de vales por mercadería y tarjetas alimentarias en Olavarría que provocó la renuncia de Silvana Rosales, una funcionaria de la primera hora de la gestión Galli.

debate4.jpg
Galli a la defensiva, Wesner con su libreto y Arouxet al hueso: lo que dejó el debate en Olavarría

Galli a la defensiva, Wesner con su libreto y Arouxet al hueso: lo que dejó el debate en Olavarría

Celeste Arouxet propuso dividir en dos la secretaría y advirtió que “desarrollo social en su gestión no estará manchada de corrupción como la de Robbiani, ni dará bolsas de alimentos”.

Agustín Mestralet también se refirió al tema ante una pregunta de Maximiliano Wesner- el candidato de UxP pareció pegarle por elevación a Ezequiel Galli con preguntas servidas a los otros candidatos aunque su táctica fortaleció a sus rivales- . “Fuimos los primeros en denunciar desde las organizaciones sociales con el acampe por la vivienda que se estaban vendiendo terrenos y se estaba estafando a los vecinos porque no se daban subsidios de alquiler a familias en la calle” contestó el docente de Suteba disidente.

El único golpe directo del candidato de Unión por la Patria al intendente llegó con una pregunta ligada a la causa terrenos. ¿Podés explicar los motivos del desplazamiento de la funcionaria de catastro con 30 años de trayectoria? Disparó. “Los motivos son personales y me los reservo, para eso me eligió la gente. Para tomar decisiones. Cada vez que detectamos irregularidades obré de la misma manera, pidiendo la renuncia. Me llama la atención del silencio de ustedes por el caso Martín Insuarralde. El silencio también comunica” contrarrestó.

debate olavarria - escandalo tierras.mp4

Pero sus dichos tuvieron efectos por fuera del debate. La exfuncionaria de Catastro, Estela Díaz, se despachó con un fuerte posteo en redes sociales. “Escuchar a Galli que desplaza a los funcionarios cuando hay irregularidades cuando le preguntan porque me desplazó me indigna. Los chorros piensan que todos son como ellos” replicó con dureza.

Y completó: “La gente que me conoce sabe que soy incapaz de no cumplir con lo que me correspondía como funcionaria (…) Vos quisiste que pusiera un terreno a tu nombre y fue para lo único que me llamaste en 3 años y medio” denunció lo que derivó en una denuncia del intendente Ezequiel Galli por calumnias e injurias.

debate5.jpg
El déficit municipal y los cruces por corrupción dominaron el debate en Olavarría. La defensa de Galli y las estrategias de sus rivales de UxP, FIT y LLA.

El déficit municipal y los cruces por corrupción dominaron el debate en Olavarría. La defensa de Galli y las estrategias de sus rivales de UxP, FIT y LLA.

En la misma tónica que manejó en todo el debate, Ezequiel Galli apeló a los escándalos nacionales y provinciales de Unión por la Patria para interpelar a Wesner. ¿Cuál es tu opinión sobre las tarjetas de débito ‘Chocolate’ Rigau? Planteó. “Obviamente que no me consta porque soy candidato en Olavarría, los vecinos me eligieron para eso” respondió.

Debate Olavarria - Arouxet vs Galli.mp4

También el intendente buscó exponer la pertenencia de Celeste Arouxet a la “casta” pero le devolvieron con munición pesada. “Celeste. Has sido radical, del PRO, apoyaste a Espert y ahora estás con Milei. Además sos una ferviente alidada del Frente de Todos en el Concejo” introdujo para terminar en una pregunta sobre las vacunas perdidas en la pandemia.

“Fui parte del PRO denunciado por corrupción a tu propio gobierno cuando denuncié que faltaron 5 millones, Me retiré y creé mi partido vecinalista. Pero de moral no me podes hablar. Fundiste a una ciudad, jugaste con la vida. Tendrías que aprovechar tu minuto para pedirle perdón a la gente. Estás a dos meses de retirarte. Soy coherente cosa que no sabés hacer” contestó.

Debate Olavarria - Arouxet vs Galli.mp4

La jornada finalizó con un minuto de cierre de cada candidato. Cada atril festejó su desempeño y se muestra dispuesto a encarar el sprint final de la campaña. Mientras Unión por la Patria se aferra a la campaña propositiva en el territorio y Celeste Arouxet pretende capitalizar a nivel local el vendaval de Javier Milei, Ezequiel Galli gasta sus últimos cartuchos. Al tiempo que apura anuncios, hoy tendrá su tardía foto de unidad – los rivales de las Paso casi no aparecieron en la campaña-. Es que resulta imperioso mostrar cohesión para aferrarse a su única esperanza: retener el voto orgánico de Juntos como trampolín para sumar nuevos votantes y dar vuelta la elección.

TE PUEDE INTERESAR