SE REGLAMENTÓ LA LEY

Comenzarán a venderse productos de cannabis medicinal y cáñamo industrial

Se aprobó la reglamentación de la ley que regula el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo.

A través del Decreto 405/23, el Gobierno Nacional aprobó la reglamentación de la Ley 27.669 que había aprobado el Congreso en mayo de 2022. Se trata de la norma que le dio un marco regulatorio a la industria del cannabis medicinal y el cáñamo. A partir de ahora, los productos derivados comenzarán a comercializarse en tiendas habilitadas. ¿Cómo funcionará?

La Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME) será la encargada de poner en marcha la Ley y de hacerla cumplir. El organismo que preside el exintendente de Castelli Francisco Echarren deberá "controlar y emitir las autorizaciones administrativas con respecto al uso de la Planta de Cannabis, de semillas de Cannabis, del Cannabis y de sus productos derivados".

TE PUEDE INTERESAR

Esto implica, entre otras cosas, habilitar a quienes quieran comenzar a vender estos productos que luego podrán ser adquiridos por las personas inscriptas en el REPROCANN. Quienes vayan a dedicarse a esta actividad deberán solicitar la autorización correspondiente a través de un sistema de ventanilla única.

Cosecha de cannabis.jpg
Cosecha experimental de cáñamo en Argentina supervisado por el SENASA, el INASE y la Secretaría de Agricultura. Abril de 2023.

Cosecha experimental de cáñamo en Argentina supervisado por el SENASA, el INASE y la Secretaría de Agricultura. Abril de 2023.

El marco regulatorio que entró en vigencia hoy no solo abarca la comercialización de derivados del cannabis y el cáñamo. Por el contrario, lo que busca es crear una cadena productiva que incluye importaciones, exportaciones, el cultivo y la industrialización. Algunos puntos importantes del decreto:

  • Tiene el objetivo de "impulsar el desarrollo de capacidades productivas, promover el impulso de las economías regionales, coadyuvar a la reconversión de actividades agrícolas existentes, sustituir importaciones y propender a la generación de empleos de calidad".
  • Define al “cannabis psicoactivo” como los compuestos que en su composición química superen el 1% de THC, por lo que no se permitirá la fabricación de productos que tengan un porcentaje mayor.
  • No solo permitirá fabricar y adquirir cannabis medicinal, sino que también tendrá usos cosméticos, alimenticios, veterinarios y hasta materiales de construcción.

Cabe destacar que, según las autoridades, se estima que esta reglamentación fomentará la creación de unos 10 mil puestos de trabajo en un mercado de 500 millones de dólares anuales.

TE PUEDE INTERESAR