Política y Economía
DE SALIDA

Alberto Fernández: "Me decían títere y resulta que el títere termina enfrentando a Cristina"

El presidente Alberto Fernández dijo que termina "distante" su vínculo con la vicepresidenta Cristina Kirchner y cuestionó sus reclamos.

El presidente saliente, Alberto Fernández, salió a hablar con medios extranjeros luego de que el balotaje definiera al nuevo mandatario de la Nación, Javier Milei, y se expresó sobre su relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner, con quien tuvo una tensa relación.

"Por un lado me piden que sea obediente y por el lado que tenga la lapicera", cuestionó el mandatario en diálogo con El Observador. En ese plano, fue que marcó que "los medios argentinos decían que yo era un títere y resulta que el títere es el único que termina enfrentado con Cristina".

TE PUEDE INTERESAR

Por ese motivo, enfatizó al señalar que "muy títere no era" y que, justamente "ese era el problema". Al añadir precisiones sobre los cortocircuitos con la exmandataria, señaló que su "queja de 'no me esuchan', no es que no escucho. Oir escucho, porque además me lo dicen por escrito", en relación a las cartas.

"Pero lo que pasa es que no siempre estoy de acuerdo y lo que yo quería era que Argentina subiera la vara en un montón de cosas", añadió. "Me recomendó que antes de reaccionar cuente hasta diez para preservar todo esto, y lo hice. Cada vez que enfrenté esa situación, conté hasta diez, tragué saliva", dijo.

Cristina Kirchner a Alberto.jpg
El presidente Alberto Fernández dijo que termina "distante" su vínculo con la vicepresidenta Cristina Kirchner y cuestionó sus reclamos.

El presidente Alberto Fernández dijo que termina "distante" su vínculo con la vicepresidenta Cristina Kirchner y cuestionó sus reclamos.

El presidente, que fuera jefe de Gabinete de Néstor y también de Cristina, dijo que terminan de manera "distante" porque no piensan igual "en muchas cosas".

"Yo no soy de los que creen que el déficit fiscal no hace daño, el déficit fiscal hace mucho daño", puntualizó. "Fue escuchada, hacía declaraciones y además la escuchaba en privado. Lo que es verdad es que no la obedecía en todo lo que quería que la obedezca. Pero no era mi misión obedecerla y ella lo supo desde el primer día", destacó.

Ayer, el presidente en funciones recibió a su sucesor en la quinta de Olivos, partido de Vicente López, para una primera reunión cara a cara. Milei llegó en un auto negro con vidrios polarizados y, por lo que pudo verse, ingresó solo a la residencia presidencial.

Fernández prometió "garantizar una transición ordenada". El mandatario saliente expresó que seguirá trabajando "para fortalecer la democracia y las instituciones de la república, en unidad con todos los sectores que integran el movimiento nacional que siempre luchará por una patria justa, libre y soberana".