Judiciales y Policiales
GATILLO FÁCIL

Caso Lucas González: más mensajes que involucran a policías

Mensajes extraídos de teléfonos de policías, que dicen "lo que hicieron los polis no tiene nombre", fueron sumados como prueba del encubrimiento

Varios mensajes extraídos de teléfonos policiales que dicen "lo que hicieron los polis no tiene nombre", "encima le ponen una pistola de juguete", "vi todo", "hay que preparase"; fueron sumados como prueba del encubrimiento que policías de la Ciudad montaron en la escena donde fue asesinado en noviembre pasado por tres efectivos el adolescente Lucas González, en el barrio porteño de Barracas.

Así lo dejó asentado en su resolución el juez de Instrucción Martín Del Viso, quien ayer procesó con prisión preventiva a otros siete acusados, entre ellos al máximo jefe policial de la zona donde ocurrió el hecho.

TE PUEDE INTERESAR

En tanto, fuentes judiciales informaron que también surgió en las últimas horas información sobre que uno de los ayer procesados, el subcomisario Ramón Chocobar, está a punto de ser juzgado por un Tribunal Oral Federal porteño en el marco de otra causa por el delito de "falsificación de documento público".

En el fallo de 186 páginas, el juez Del Viso analizó toda la prueba producida a lo largo del mes y medio de instrucción por parte del fiscal Leonel Gómez Barbella, y en el marco de la cual hay tres policías procesados con prisión preventiva por el homicidio agravado de Lucas y la tentativa de homicidio agravado de sus amigos, y otros 13 por el encubrimiento agravado de esos hechos.

Y fue en ese análisis en el que incorporaron como prueba nuevos mensajes extraídos de los teléfonos de los policías acusados que constan en un informe realizado a pedido de la fiscalía por personal de la Dirección General de Investigaciones de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (Datip).

Para el magistrado, ese informe "contiene material que ha venido a confirmar todas las sospechas que se pusieron de manifiesto"

El asesinato de Lucas (17) sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre, cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres efectivos armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas, quien horas más tarde murió.

Por el homicidio están procesados con prisión preventiva los policías de la Ciudad Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi.

Mientras que por el encubrimiento ya estaban también con prisión preventiva los comisarios Juan Romero y Du Santos, el subcomisario Inca, el inspector Cuevas y las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión