Política y Economía
CASO LUCIANO OLIVERA

El gatillo fácil, bajo la mirada de un ex policía bonaerense

Axel Kicillof pidió "transformar de raíz" a la Policía Bonaerense ante un nuevo caso de gatillo fácil. ¿Qué habría que hacer? Opina un ex policía.

El asesinato de Luciano Olivera (16) a manos de un efectivo de la Policía Bonaerense conmovió a los vecinos de Miramar y también a los organismos de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires que una vez más posaron su mirada sobre la problemática del gatillo fácil.

Esta mañana, el gobernador Axel Kicillof conmemoró el 200 aniversario de la creación de la Policía Bonaerense y pidió "transformar de raíz a la policía de la Provincia", con mayor capacitación y equipamiento, pero también "que sea más humana".

TE PUEDE INTERESAR

"Tenemos un objetivo claro", aseguró el Gobernador, "necesitamos una Policía que sea implacable con el delito, que haga cumplir la ley dentro de la ley. No vamos a soportar hechos de corrupción e incumplimientos de la normativa y de los derechos humanos", agregó.

Los recientes casos como el de Olivera, pero también en otras jurisdicciones, como el de Lucas González, ponen sobre el foco el accionar policial y traen a la mesa nuevamente la discusión sobre el gatillo fácil. ¿Se puede evitar? ¿Cómo?

Sin dudas es una problemática con diferentes aristas. La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) brindó cinco propuestas para avanzar contra la violencia policial y evitar que ocurran nuevos casos como el de Luciano.

Gatillo fácil: el mensaje de Axel Kicillof para la Policía bonaerense

Axel Kicillof dejó un mensaje para la Policía Bonaerense tras los casos de gatillo fácil.

Tres factores claves que aumentan los casos de gatillo fácil

INFOCIELO, además, consultó la mirada de un ex policía. Para Nicolás Masi, los casos de gatillo fácil responden a "una conjunción de factores":

  1. La falta de capacitación.
  2. La necesidad de cubrir servicios ante la falta de personal.
  3. Una atípica situación de "doble estrés" producto de la pandemia.

"Venimos de un año bastante pesado, y los sueldos son cada vez peores. Por eso yo lo atribuyo más que nada al estrés, a la falta de profesionalismo y a la carga de servicio que hay que es terrible", indicó Masi.

En ese sentido, y aunque dijo descreer de las promesas del Gobernador, Masi coincidió en que mejorar la capacitación policial debe ser la primera medida y el primero de los problemas a atacar. "Hoy no hay suficientes prácticas de tiro, y eso es elemental. También faltan ejercicios para distinguir delincuentes en fuga, o realizar operativos cerrojo", afirmó.

Nicolás Masi.png
Nicolás Masi es un ex policía de la Bonaerense que tras dejar la fuerza conformó un sindicato de policías (SIPOBA).

Nicolás Masi es un ex policía de la Bonaerense que tras dejar la fuerza conformó un sindicato de policías (SIPOBA).

Y propuso que la formación se dicte a partir de simuladores. "Hay simuladores de todo, menos para los policías. No hay simuladores de tiro, de hechos de inseguridad. Eso se programa y hay gente que los fabrica acá", sostuvo.

"Los simuladores de tiro plantean situaciones realistas y te miden todo, en tiempo real, la reacción del policía. Es la mejor manera de tener a la policía capacitada a bajo costo, porque no se utilizan municiones", valoró.

Todos los esfuerzos, sin embargo, no serían suficientes para erradicar el gatillo fácil, que también responde a una falla humana. "El gatillo fácil puede bajar a un mínimo, que es una falla humana, y que existe en todo sistema de seguridad del mundo. La falla está dada en la condición humana", sostuvo Masi a INFOCIELO.

El asesinato de Luciano en Miramar, todo lo que no hay que hacer

El ex policía analizó puntualmente los hechos a partir de los videos y la información que transcendió tras el asesinato de Luciano Olivera y puntualizó los diferentes errores cometidos por Maximiliano González, el policía que le disparó al joven.

"Si te ponés a analizar los hechos, el policía salió con el arma y gatilló. Eso quiere decir que va con balas en la recámara y sin seguro. Eso está prohibido", aseguró Masi. "Salió, sacó el arma y gatilló, todo al mismo tiempo. Se escucha un solo tiro", explicó.

miramar-crimen-luciano-olivera-foto-alejandro-mortiz-telam-1200x900.jpg
Luciano Olivera tenía 16 años. Lo asesinó un efectivo de la Policía Bonaerense que aseguró que

Luciano Olivera tenía 16 años. Lo asesinó un efectivo de la Policía Bonaerense que aseguró que "se le escapó el tiro".

Ante la defensa de González, quien señaló que el tiro se le escapó, el titular de SIPOBA indicó que "el arma puede llegar a tener fallas. Eso sale en los peritajes y, si es así, puede salir libre". Pero también señaló que "eso se debería haber notado en las prácticas de tiro. Así que puede existir una falla, pero no creo que sea el caso".

Por último, marcó cómo debería haber sido el procedimiento correcto: "Si lo quieren neutralizar se hace con el arma, apuntando a otra parte del cuerpo y con seguro, con el dedo gordo puesto arriba del seguro. Sobre todo habiendo cuatro policías para neutralizarlo", afirmó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión