Política y Economía Municipios
POLÉMICA EN PUERTA

En Coronel Rosales, el Intendente acusa a la oposición de querer “blindar” el Concejo

A días de dejar de ser mayoría, la oposición quiere cambiar el reglamento del Concejo para mantener el control de las comisiones. Uset tiró la bronca por Twitter y llamó a reflexionar a sus adversarios.

Los bloques opositores a la gestión de Mariano Uset, intendente de Coronel Rosales (Cambiemos), parecen dispuestos a blindar el Concejo Deliberante, en el que pasarán a ser minoría. La idea parece ser retener la mayoría de las comisiones y para eso promueven una modificación del reglamento interno, al que le darán dos vueltas de llave.

El intendente, como era de esperarse, estalló de bronca. “En los últimos minutos de ejercicio de esta mayoría, presentaron un cambio de reglamento que imposibilita elegir a las autoridades de las comisiones”, le dijo a INFOCIELO. Para Uset, es como hacer trampa en el truco: “es como si una vez que mezclamos, cortamos y repartimos las cartas, alguien dicta que en la partida el 4 mate al ancho de bastos”, comparó.

TE PUEDE INTERESAR

En las elecciones de octubre, Uset retuvo el distrito por aclamación: le sacó 41 puntos a la segunda fuerza y se quedó con 6 de las 9 bancas en juego. Con esa tropa, alcanzaría por primera vez la mayoría en el Concejo y tendría el poder para designar a las nuevas autoridades y negociar con fuerza el reparto de comisiones.

Pero los concejales opositores convocaron a una sesión extraordinaria en el que discutirán un nuevo reglamento, de emergencia, que establece mayorías especiales para repartir comisiones y designar a sus autoridades, pero también impone los dos tercios para realizar eventuales cambios en el reglamento, en el futuro.

Como ningún bloque alcanza el “número mágico” -los dos tercios-, el efecto práctico del cambio de reglas es que en apenas una semana, el oficialismo -que hoy controla 2 comisiones sobre 7, y pensaba expandirse a 3 más- deba negociar en situación de debilidad, a pesar de contar con el enorme respaldo de las urnas. Si las negociaciones no prosperan, las comisiones podrían quedar acéfalas.

El plan de Uset y los suyos es, en principio, impugnar la convocatoria a sesión extraordinaria. Para eso apelará al artículo 68 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, donde se establecen como condición que en dicha sesión se trate “un asunto de interés público y urgente”. La urgencia es, en todo caso, política. Hoy la correlación de fuerzas favorece a los bloques oposistores, que actúan de forma coordinada y suman 10 manos, contra los 8 con los que cuenta Uset.

“Esto no tiene interés público, es un reglamento interno. Y tampoco tiene razón de urgencia, porque es el mismo reglamento que rige desde hace tres años”, se despachó el intendente, quien reconoció que posiblemente pierda esa votación. “Más allá de que perdamos la votacion y el reglamento que se cambie, vamos a intentar llamar a la reflexion porque no estan dadas las condiciones para una sesion extraordinaro”, insistió.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión