Política y Economía
CORONAVIRUS COVID-19

¿Habrá vacaciones de verano? Qué dicen los intendentes

Perdida la temporada de invierno, el sector turístico necesita desesperadamente una buena temporada de verano. Sin embargo, los días pasan y la situación epidemiológica no mejora. El ministro Gollán puso sobre el tapete un tema que los intendentes esquivaban.

¿Habrá temporada de verano? La pregunta hace eco y suena en varios sectores, pero principalmente por la cabeza de varios intendentes, que necesitan del turismo para sostener la economía de sus municipios. Al principio de la cuarentena, y en vistas de que se perdería indudablemente la temporada de invierno, desde el Gobierno provincial pretendían que parte de la reactivación económica pase por el turismo interno. Hoy, esa posibilidad parece lejana.

El que puso el foco sobre el tema fue el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, la semana pasada. “¿Qué va a pasar con la temporada de verano? Es inimaginable que, si no tenemos vacuna, vayan cientos de miles de porteños y bonaerenses del Conurbano a la Costa", manifestó en declaraciones radiales.

TE PUEDE INTERESAR

Ayer, el gobernador Axel Kicillof brindó una entrevista en la que expresó su deseo: "Esperemos que estemos listos en el verano. Quiero que mañana aparezca la vacuna y se dé por terminado esto", dijo en la señal A24. Sin embargo, no fue más que un anhelo.

Hoy el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, volvió a poner el tema sobre la mesa y los pies sobre la tierra, con las dos posibilidades que existen.  "De no controlarse la pandemia, es difícil tener una temporada normal, si hay una circulación normal eso puede genera un efecto contagio", indicó primero la mala noticia. Luego, la buena: “Si la pandemia es controlada tendremos una buena temporada, porque de estar controlada la pandemia a fin de año difícilmente la gente tenga ganas de viajar al exterior”.

"Estas declaraciones del Ministro de la Provincia pusieron en el tapete un tema del cual no queríamos venir hablando todavía, pero del cual ya hay que empezar a hablar", reconoció a INFOCIELO el intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara.

Entre los mandatarios municipales, los ánimos -y las intenciones- son dispares. Algunos, como Martín Yeza (Pinamar), piensan inaugurar la temporada aún si la provincia no mejora su situación epidemiológica, y sostienen que con adaptaciones y protocolos, la temporada se puede llevar adelante igual. Otros, como Javier Gastón (Chascomús) son más cautos y creen que si no hay mejora de la situación, difícilmente se pueda sostener la temporada.

"Mientras no hay casos vale todo, el tema es cuando aparecen los casos", manifestó a INFOCIELO el intendente de Tornquist, Sergio Bordoni. "Nosotros veníamos bárbaro, estábamos haciendo turismo regional, pero aparecieron casos en todos lados. Acá aparecieron doce casos por una fuerza policial. Si, te aparece una pandemia como me apareció a mí, ¿cómo lo enfrentás?", lamentó Bordoni.

"Es difícil pronosticar una temporada de verano si no aprendemos a convivir con el virus. Si no hay vacuna, no va a haber turismo ni acá ni en ninguna parte del país. Si hay vacuna, hay turismo", señaló y recomendó a los municipios "readaptarse".

En ese sentido, tanto Bordoni como Yeza piensan en alternativas. Una de las opciones que se barajan es prolongar las estadías en los complejos. En lugar de las típicas semanas y quincenas, piensan en ofrecer alquileres mensuales, trimestrales, o incluso por más tiempo. En Tornquist, ya implementaron algo similar. "En todos los complejos de cabañas ofrecemos el alquiler definitivo por 6 meses. Viene gente de buen poder adquisitivo desde Buenos Aires, y se quedan en las cabañas. Trabajan desde ahí", contó el intendente.

"Distanciamiento social, apertura de comercios, el tema playas públicas o playas privadas, la gente mayor y los menores. Hay tantas aristas para charlar y tan complicadas de controlar, que va a ser un tema muy difícil", advirtió Dichiara, y barajó otras posibilidades como "la de hacer turismo zonal o por regiones, o  de que ingresen únicamente propietarios". El intendente de Monte Hermoso es optimista y cree "que va a haber temporada. Restringida, pero va a haber temporada indudablemente".

La única certeza que manejan es la difícil situación en la que se encuentra el sector turístico, el que más presiona para que haya temporada. El intendente de Chascomús reconoce que "el sector privado ya tiene la lengua totalmente afuera, no puede afrontar no trabajar", sin embargo también es cauto a la hora de hablar sobre una temporada de verano: "La circulación de gente es inviable para todos, así que vamos a tener que esperar”.

Las declaraciones de Gollán encendieron las alarmas. El aumento de casos en las ciudades del interior de la provincia, incluídos algunos intendentes como Martín Yeza, fueron un baldazo de agua fría para los municipios que se habían animado con el turismo interno. Aunque todavía faltan varios meses para el verano, la única garantía de que la temporada comience, hoy por hoy parece ser la vacuna.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión