Tendencias
POSPANDEMIA

Plan para reactivar el turismo de negocios en Argentina

El pasado año 2020 supuso la interrupción de un sinfín de dinámicas. Una de ellas es la que ha llevado a situar a la Argentina como un destino líder en Latinoamérica dentro del sector del turismo de negocios.

En la última década, Argentina ha ido escalando posiciones a gran velocidad entre los mejores destinos para la organización de eventos internacionales. La variada oferta turística del país junto con la consolidación de unas infraestructuras y red logística adecuadas, lo han convertido en un lugar predilecto para la realización de ferias, convenciones o congresos para profesionales de todo tipo de ámbitos.

Desde 2009, Argentina se encuentra en el Top 20 de países que más eventos internacionales han organizado. Después de años situándose en segundo lugar por detrás de Brasil, los esfuerzos realizados desde distintas instituciones han dado sus frutos y el país ocupa ya el primer lugar en el ranking para Latinoamérica de la ICCA, la Asociación de Congresos y Convenciones Internacionales.

TE PUEDE INTERESAR

El sector del turismo en general se ha visto muy castigado en los últimos meses, por eso, para no perder esa hegemonía que Argentina, y especialmente Buenos Aires, tiene en el turismo de negocios, se ha lanzado un programa de reactivación para este tipo de actividad.

El Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), en colaboración con la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones (AOCA) lanzaron a principios de año el plan Re Encontrarse, que estará activo hasta el mes de mayo y que incluye diversas acciones.

Las circunstancias obligaron el año pasado a un incremento de las reuniones telemáticas, también en el ámbito de las convenciones o ferias internacionales. Las herramientas digitales se han abierto paso en el mundo de los negocios, y no parece que vayan a desaparecer. Sin embargo, tampoco parece que vayan a poder desplazar a los eventos presenciales que, según los expertos, son más eficaces, con el contacto cara a cara, a la hora de cerrar negocios.

Lo mismo opinan los propios profesionales del sector: nueve de cada diez afirmaron en un estudio de la empresa Explori, dedicada a estudiar las valoraciones de los asistentes a congresos y exposiciones, que los eventos online no satisfacen las necesidades profesionales de manera tan efectiva como lo hacen los eventos presenciales.

social-media-3846597_960_720.png

Como ocurre en otros sectores, la tendencia en exposiciones o convenciones internacionales es la de organizar eventos híbridos. Se adopta un modelo que lleva años funcionando en el sector del ocio, concretamente en los casinos online en vivo -a través de plataformas online, los usuarios interactúan y reciben la filmación de un establecimiento físico-, y que también se está extendiendo en el mundo de la formación, con un método semipresencial que se ha denominado “blended learning”. Las nuevas tecnologías no sustituyen a los eventos presenciales, sino que sirven para complementarlos y potenciarlos.

El programa de reactivación del turismo de negocios Re Encontrarse aboga por la innovación y también por la colaboración público-privada, buscando la implicación del Ministerio de Turismo, que se ha comprometido con la AOCA a trabajar de manera conjunta.

Impacto económico del turismo de negocios

De acuerdo con los datos de un estudio de Oxford Economics para la Asociación Global de la Industria de Exhibiciones, en el año 2018, se celebraron aproximadamente 4.5 millones de exhibiciones a nivel mundial. Estas generaron $325,000 millones en ventas y crearon 3.2 millones de puestos de trabajos directos e indirectos (1.3 millones directos), contribuyendo en $197,500 millones al producto interior bruto.

El gasto directo de los asistentes a estas convenciones en 2018 fue de $139,900 millones, lo que supone un importante revulsivo para la economía local de los organizadores. Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo y espacio destinados a estas exhibiciones en relación al beneficio que reportan, se concluye que estos eventos internacionales contribuyen más a la economía global que otros sectores importantes como, por ejemplo, la fabricación de equipos médicos.

En Latinoamérica, si nos vamos al año 2019, encontramos que se organizaron más de 3,000 exhibiciones que atrajeron a más de 68,500,000 de visitantes. Recuperar el turismo de negocios supone una importante inyección económica para el continente y, en concreto, para Argentina.