Sociedad
BREVES PARA LEER EN LA PLAYA

Por qué un pedido de pizza en Estados Unidos puede desatar una alarma mundial

Historia increíble pero real: Previo a la primera guerra de Irak, el dueño de un negocio sabía que algo grande ocurriría gracias a sus deliverys...de pizza .

Dicen que quien se quema con leche, si después ve una vaca, llora. Es como una especie de estrés post traumático, o una reacción similar a la del perro de Pavlov al sonido de la campana. En este caso, esas experiencias aplican a la política y los grandes sucesos en Estados Unidos de Norteamérica como un reflejo condicionado. Para un "yankee", que haya múltiples pedidos de pizza en horarios nocturnos, por encima de la media normal, significa que "algo raro está pasando", más que nada en Washington D.C., y especialmente en cercanías del Pentágono, las oficinas de la CIA, el Congreso, o la Casa Blanca.

Esa señal de cajas con porciones calientes de pizza arribando en la madrugada a edificios públicos, denota que "algo se está cocinando", y no justamente pizza en sentido literal, sino que ese alimento es la muestra de que mucha gente no volvió a sus casas en horarios regulares porque alguna situación anómala está por ocurrir.

TE PUEDE INTERESAR

LA "NO" PRESIDENCIA DE LA CÁMARA

En la jornada del miércoles hubo una escena de este tipo en el Capitolio norteamericano que disparó la memoria emotiva del pueblo estadounidense.

Fue cuando se viralizaron las imágenes de un pallet portando decenas de cajas de pizzas hacia despachos del Congreso... Otra vez, algo raro sucedía.

Aunque en esta ocasión no se trataba del inicio de ninguna guerra como sí sucedió en 1991, ante igual señal.

En esta oportunidad lo que obligó a quedarse después de hora (y pedir el delivery de pizzas) fue que Kevin McCarthy estaba buscando obtener los votos para convertirse en presidente de la Cámara de Representantes en la octava ronda de votación, en la que 20 legisladores republicanos volvieron a votar en su contra...y no lo obtuvo.

cFxOVJOM0Mku32ze.mp4

El delivery nocturno de grandes cantidades de pizza en organismos oficiales anticipa mejor que cualquier redacción periodística que algo grande está por suceder en la política norteamericana

GUERRA E INVASIÓN A KUWAIT

Pero esa "cierta memoria que los lastima", se relaciona a un acontecimiento sucedido 32 años atrás, cuando una situación similar marcó para siempre este "hecho divertido" (o en inglés "Fun fact") que dice que las pizzerias son el verdadero lugar en donde se anticipan los grandes sucesos, que luego marcarán la política y las relaciones internacionales de Estados Unidos.

Es que en aquel 1991, bajo el gobierno de George Bush padre, el propietario de la famosa cadena de pizzerias Dominó, contó la experiencia que tenían para predecir estos enormes eventos, simplemente analizando como se multiplicaban los pedidos de pizzas por parte de las reparticiones públicas y organismos oficiales.

Los medios de comunicación no siempre saben cuándo va a pasar algo grande porque sus empleados están en la cama, pero nuestros repartidores están ahí a las 2 de la mañana”, dijo Frank Meeks, propietario de los 43 puntos de venta de Domino's en el área de Washington.

Desde el 7 de enero de aquel año, las entregas nocturnas al Pentágono habían aumentado constantemente, 'de 3 hasta 101, un martes por la noche', dijo.

En la Casa Blanca se entregaron 55 pizzas desde las 10 de la noche del martes hasta las 2 de la madrugada de aquel miércoles.

"El récord de una noche de entregas nocturnas en la CIA (21 pizzas) se estableció el 1 de agosto del '91, la noche antes de que Irak invadiera Kuwait", dijo Meeks, el dueño de la pizzeria Dominó.

El efecto pizza ya estaba inscripto para siempre como gurú premonitorio de acontecimientos memorables.

https://twitter.com/Luis_pastor/status/1610699600939347975

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión