Sociedad
ESCUCHÁ LA NOTA DE LA CIELO 103.5

Alertan por la erosión en las costas de la Provincia y proponen posibles soluciones

Federico Isla, director del Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario de la UNMDP, habló de un tema que preocupa en toda la quinta sección: el efecto del cambio climático y de las prácticas urbanísticas sobre las playas.

La excusa para abordar el tema fue la publicación, en la revista Nature Climate Change, de un dato preocupante: la Argentina está entre los países que perderían más playas en los próximos 30 años: unos 100 metros que podrían transformarse en 250 metros en un lapso de 50 años.

La predicción surge de un modelo que combina datos osbre el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera, el derretimiento de hielos polares y el aumento del nivel del mar, sumado al efecto de las mareas y de las tormentas. Eso resultó en que se señalen los lugares con riesgo más alto en el mundo y allí apareció nuestro país.

TE PUEDE INTERESAR

“Tenemos un problema muy serio que son las tormentas del sudeste, que están erosionando las costas de Mar Chiquita, Villa Gesell, Pinamar y el norte de General Pueyrredón”, explicó Isla en diálogo con “Feudale Café”, por LA CIELO 103.5 FM. También alertó sobre los efectos de la erosión “en aumento” en Necochea, Claromecó y Pehuen Có, más al sur de la Provincia.

El denominador es el efecto de las tormentas del sur, que “provocan erosión en lugares donde no debió urbanizarse la costa del modo que se urbanizó”, explicó el especialista. “Si bien el tema de las sudestadas viene desde hace 30 o 40 años, el problema es cómo se dejó urbanizar, a través de los pluviales, las concesiones balnearias”, agregó.

Las playas de Pehuen Có también están en peligro por el cambio climático.

La buena noticia es que hay posibles soluciones. Una es incorporar arena donde hoy falta. “Hay muchísima en la plataforma cercana a Villa Gesell y Pinamar, pero también se puede traer arena de médanos”, señaló Isla, quien sostuvo que en la misma zona hay “tres kilómetros de arena de médanos”.

Esto no afectaría a la plataforma continental ya que, según Isla, “es muy amplia y, según hemos visto a través de estudios de fondo, hay arena calificada para construir la playa que existía hace 40 años”. Esto, remarcó, “no soluciona los problemas de la sudestada, pero recuperaría las playas” de décadas atrás.

Claro que se trata de una solución cara, toda vez que implica traer dragas, que vienen de Holanda o Bélgica. Aunque, siempre según Isla, los beneficios serían importantes: “si se ponen de acuerdo los municipios y las provincia, se podría repoblar con arena las diez cuadras con problemas en Gesell, las playas del centro de Pinamar, las localidades del Partido de la Costa, el sur de Mar Chiquita y el Norte de Mar del Plata”, señaló.

“Con esas cinco municipalidades y la Provincia se justificaría hacer los trabajos donde se crearían playas que durarían 20 a 30 años”, remató.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión