Judiciales y Policiales Municipios
Fuera de la Ley

Desafectaron a un policía en Pilar por balear el frente de la casa de una familia con la que había discutido

Ocurrió en el Barrio Agustoni, tras una pelea vecinal. El agente cumplía funciones en el Cuerpo de Caballería de San Isidro. Lo acusan de casi vaciar el cargador de una pistola 9 milímetros contra una vivienda. Lo imputaron por el delito de “homicidio en grado de tentativa”

Un policía bonaerense fue desafectado de sus funciones tras haber sido denunciado por protagonizar una pelea vecinal y disparar su arma contra varios integrantes de una misma familia en el barrio Agustoni, en el partido bonaerense de Pilar, informaron hoy fuentes policiales.

La medida fue ejecutada por la Auditoría General de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de Guillermo Berra, quien desafectó del puesto de trabajo al policía Ezequiel Andrés Cáceres (29), quien cumplía funciones como oficial ayudante en el Escuadrón de Caballería de San Isidro.

TE PUEDE INTERESAR

El episodio ocurrió el sábado pasado cuando Cáceres atacó a balazos el frente de la casa de una familia de la calle Santa Águeda al 350, entre Colectora y Ecuador, del barrio Agustoni, de Pilar.

Los pesquisas establecieron que el policía, que se encontraba de civil, descendió de un automóvil Suzuki Fun de color negro y con su arma reglamentaria comenzó a disparar contra la casa, luego de haber mantenido una fuerte discusión con los miembros de una familia por cuestiones de vecindario.

Al lugar acudieron policías del Destacamento de Agustoni, de la Comisaría 1ª y de la Guardia Urbana que lograron atraparlo cuando estaba intentando fugar del lugar, dijeron los investigadores.

Al policía se le secuestró el vehículo y su arma reglamentaria marca Bersa Thunder calibre 9 milímetros con 7 proyectiles en su cargador.

El policía quedó detenido acusado de “homicidio en grado de tentativa” investigación a cargo de la Unidad Funcional N° 2 de Pilar a cargo de Valeria Oyola, que ordenó una serie de peritajes sobre el arma secuestrada.

Al momento del ataque en la casa estaban sus moradores, un hombre de 64 años, su hijo de 18 y su nuera de 21, quienes no sufrieron heridas, indicaron las fuentes, que agregaron que en el lugar fueron halladas ocho vainas servidas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión