Tendencias
TECNOLOGÍA PARA CANES

El video viral del perro que se imita a sí mismo

Desde un teléfono celular sus dueños le van mostrando fotos de él mismo en diferentes posturas y el perro las copia exactamente como la reproduce el aparato

Es sabido que a un perro también pueden salirle canas por culpa del estrés, que sueña con nosotros mientras duerme, que comprende la terrible pérdida de sus dueños, que puede ver la televisión como nosotros, que su corazón está sincronizado con el nuestro, que entiende lo que decimos y que incluso sabe cómo nos sentimos cuando nos mira a la cara. Lo que desconocíamos, es que también adquiere rasgos propios de nuestra personalidad.

Como por ejemplo tener la capacidad de observarse a si mismo y repetir acciones de acuerdo a fotografías o algún video que se le cruce ante sus ojos.

TE PUEDE INTERESAR

Así lo demostró este viral que quizás sea lo mas tierno que pueda verse un día como hoy.

El perro coloca su cara, sus patas delanteras, se acomoda en una pose o hasta levanta una de sus "manitos" para saludar del mismo modo que lo hizo en otras ocasiones, pero sin ninguna indicación humana más que la reproducción tecnológica de su imagen desde un celular común y corriente.

aMWTGQ3osKC2KZK7.mp4

Video viral del perro tecnológico que se imita a si mismo

Según científicos australianos, los perros pueden reflejar la negatividad y la ansiedad de sus propietarios. De la misma forma, un perro que sea relajado y agradable, también puede transmitir esta actitud a los seres humanos, lo que tal vez pueda ayudar a sus dueños a lidiar con el estrés.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores sometieron a más de 100 perros y sus respectivos dueños a varias pruebas, incluyendo la medición de la frecuencia cardíaca, su respuesta a la amenaza y muestras de saliva con el fin de medir los niveles de cortisol, un marcador del estrés, además se evaluó a los propietarios por cinco grandes sellos distintivos de la personalidad: neuroticismo, extroversión, apertura a nuevas experiencias, amabilidad y escrupulosidad. También se hizo lo mismo con cada perro.

Según Iris Schoberl, autor principal de la investigación, "nuestros resultados muestran que los perros y los dueños son díadas sociales (es decir pareja de dos seres estrecha y especialmente vinculados entre sí) y que se retroalimentan, influyendo en su comportamiento".

Es decir, un perro es sensible a los estados emocionales de sus propietarios y puede reflejar sus emociones.

Y como muestra el video, también puede autoimitarse, como lo haría cualquier ser humano.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión