Sociedad
TITULOS DE PELUQUERÍA

El Periodismo militante de Clarín

Hoy Clarín tituló "La última del Gobierno" con el clásico tono sobrador que se usa con alguien a quien se quiere denostar. ¿Es periodismo militante?

Desde hace prácticamente 10 años se instaló una frase dentro de la trama de los medios de comunicación que desautoriza a cierto tipo de actividad del periodismo por tildarla de sesgada, fanática y poco equilibrada. Se la ha denominado "Periodismo Militante". Y Clarín fue la autoridad para criticarlo y quien más veces acuñó esa definición.

Hace referencia al ejercicio profesional de la actividad desde una posición ideológica determinada, dejando de lado la supuesta neutralidad y asepsia que requiere abordar los temas políticos, económicos y sociales. Lo militante sería el componente que le resta credibilidad a todo lo demás que pueda decir.

TE PUEDE INTERESAR

Robert Cox en Clarín.JPG
La hipocresía de denostar el periodismo militante desde las mismas páginas en las que se lo ejerce

La hipocresía de denostar el periodismo militante desde las mismas páginas en las que se lo ejerce

Desde tiempos remotos se instaló en el público receptor de noticias e informaciones un leimotiv que prescribió por falaz hace al menos 3 décadas y es la supuesta "objetividad" del emisor de la noticia, ya sea un periodista o un medio en su totalidad. También sería la antítesis de lo militante.

La "independencia" en el ejercicio fue elevada a pedestales de máxima credibilidad y profesionalidad, sin decir que se trataba de un simple slogan imposible de concretar en la arena laboral diaria de quien trabaja en la comunicación.

Nadie, nunca, de ningún modo puede ser aséptico, objetivo e independiente simplemente por el hecho inicial de ser humano y pensante. Un periodista está inmerso en un tiempo y una realidad política que lo implica, es decir no es un extraterrestre que llega sin prejuicios, mira y describe, sino que tiene, como cualquier humano, posicionamiento en cada tema.

La objetividad es inherente a objetos y el periodismo lo ejercen sujetos. Y la independencia puede ser de algún poder pero no de todos. Se puede ser independiente del poder político si alguien del poder económico tiene sus intereses en que un periodista opere para él o ellos, o viceversa, pero nadie es verdaderamente independiente de nadie, hasta puede llegar a depender del rating, los clicks, la tirada de su medio, la pauta publicitaria o las críticas de sus seguidores, si se aleja de la línea editorial que ellos esperan de ese comunicador o de ese medio.

Lo que sí molesta, agrede la inteligencia y muestra la total hipocresía de los medios o periodistas poderosos es cuando señalan a otros como los culpables de hacer lo que ellos hacen.

Hoy, el matutino Clarín del grupo mediático homónimo publicó un titular que bien podría haber sido dicho en la fila de un supermercado, o en la peluquería por cualquier señor o señora que asisten a las marchas anticuarentenas, ahora un tanto devaluadas.

Clarín colocó en su portada este título : "La última del gobierno: Empezarían a vacunar en la primera quincena de enero".

IMG_20201125_100545.jpg
La portada de Clarín de hoy. Más periodismo militante no se consigue

La portada de Clarín de hoy. Más periodismo militante no se consigue

La segunda parte del encabezado, después de los dos puntos, es la noticia en sí. Más cercana o lejana a la verdad, no deja de ser una información. Puede gustar más o menos. Puede verse la mitad llena o la mitad vacía del vaso. Es decir tomarlo como un hecho auspicioso por la llegada esperada de la vacuna ya con fecha cierta, o criticar que es demasiado tarde y extiende por demás los plazos esperados y deseados. Lo que DE NINGUNA MANERA se puede, sin caer en ese denostado y criticado "Periodismo Militante", es colocar la frase "La Última del Gobierno", en un medio que se autopercibe como "El gran diario Argentino".

Eso es militancia, es de la más rancia militancia, lo cual no estaría mal si desde esas mismas columnas la reivindicaran y hablaran desde una honesta subjetividad.

Screenshot_20201125-100239_Chrome.jpg
Clarín acusando a Rosario Lufrano al asumir en TV Pública como

Clarín acusando a Rosario Lufrano al asumir en TV Pública como "La vuelta del Periodismo militante"

El fallecido colega de tantos años en la redacción del diario Clarín, Julio Blanck, lo definió ya terminado el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner como "Periodismo de Guerra" y autocriticándolo por la falta de profesionalismo y rigurosidad en su ejercicio. Su sinceridad le costó bastante cara dentro de su propio lugar de trabajo.

A lo largo de estos últimos 10 años han sido ríos de tinta lo que desde ese mismo multimedio Clarín, sumado a La Nación y otros grupos que funcionan como satélites de ellos, los que se dedicaron a denostar y defenestrar al que catalogaron como ejercicio militante del periodismo, desde las incendiarias críticas y la destrucción de espacios como "6,7,8" en televisión, hasta la portada del último domingo de Página12 con la frase "La Mala Educación" dedicada a la Ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña.

El dedo acusador siempre señala a otros como los culpables de lo que jamás se harán cargo que realizan a diario. Sí, justamente a diario.

Screenshot_20201125-100314_Chrome.jpg
Periodismo militante, haz lo que yo digo y no lo que yo hago

Periodismo militante, haz lo que yo digo y no lo que yo hago

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión