Sociedad Tendencias
APOTEÓTICA PELEA

"Milagro en Pergamino": Mendigo protagonizó "La fuga del paralítico"

Utilizando muletas con las que mendigaba en una esquina de Pergamino, un supuesto discapacitado se peleó con alguien que lo increpó y descubrió su treta

El video parece extraído de alguna película humorísticola de ficción, aunque también podría utilizarse como promoción en algún corto de las iglesias que muestran milagros en vivo entre sus feligreses. Sucedió en la ciudad bonaerense de Pergamino, cuando un indigente que pedía colaboración económica por estar discapacitado, fue increpado por otro sujeto, y terminaron trenzados en una pelea en donde las muletas tuvieron un protagonismo esencial, porque quien las portaba, al ser despojado de los adminículos en medio de la "batalla", pudo correr sin ellas, cual si una intervención del más allá lo hubiera ayudado a reponerse de sus dolencias.

TE PUEDE INTERESAR

Sucedió este sábado y todo terminó a las trompadas y él supuesto joven discapacitado acabó golpeado con sus propias muletas.

Sin embargo lo más increíble de todo fue que tuvo que escapar corriendo, permitiendo observar que tan "paralítico" no era.

YouCut_20220502_111608571.mp4

Video de la pelea en una esquina de Pergamino entre un mendigo, supuesto discapacitado con muletas, y un motociclista que descubrió su engaño y provocó el "milagro" de "La fuga del paralítico"

El hecho tuvo lugar en la esquina de Juan B. Justo y Monroe de la ciudad bonaerense de Pergamino. Como era de esperar enseguida fue viralizado el video en las redes, y provocó centenares de comentarios.

El tema más abordado con el que se ironizaba era lo que denominaban el "milagro de Pergamino", haciendo foco en la veloz y asombrosa recuperación del mendigo con problemas motrices, que cuando el fragor de la pelea se complicaba, no tuvo reparos en correr a velocidad rauda hacia la vereda de enfrente.

EL ORIGEN DEL "MILAGRO"

La disputa se dió en el momento en que un motociclista transitaba por esa esquina de Pergamino. Las razones de la pelea no trascendieron, pero existe la fuerte probabilidad de que se tratara de personas que se conocían con anterioridad.

La persona que comienza a agredir y que iba en moto, daba la impresión de recriminarle al "mendigo" la utilización de las muletas.

Esto puede deducirse porque todo comienza con el individuo tratando de golpear en una de ellas, como para demostrar que la discapacidad del otro era falsa, y que no se caería sin apoyarse, ni le resultaban necesarias las muletas.

Ante la primera agresión física, el joven retrocedió, aunque se podía percibir que respondía vehementemente a los improperios dispensados por el motociclista.

De todos modos éste insistió con su desafio a comenzar la pelea, y en un instante se produjo el "milagro", cuando el mendigo empezó a los "muletazos".

A partir de allí la trifulca alcanzó un nivel de virulencia que fue "incresendo" frente la mirada de testigos ocasionales que festejaban lo cinematográfico de la escena, y la grababan con sus celulares para dejar registro del alocado instante.

A MULETAZO LIMPIO

En el devenir de la pelea, el motoquero recibió algunos golpes, pero no se amilanó y avanzó. Segundos después logró tomar una de una de las muletas y hacerse con ella, mientras la otra terminó siendo revoleada por el aire.

El supuesto discapacitado y mendigo se encontró en una situación compleja, porque su rival inyectado de odio e intentando desenmascararlo, lo corrió a "muletazo limpio".

Entonces ya quitadas las caretas y coartadas, al joven sólo le quedó la opción de alejarse corriendo hacia el otro sector de la calle, dejando en evidencia a los testigos que no existían en él ningunos inconvenientes de movilidad, por lo que las muletas solo tenían el fin de obtener réditos económicos, dando lástima a los automovilistas al momento de rogar por ayuda económica en el semáforo de Pergamino.

El milagro será que vuelva a obtener un peso de sus (hasta ahora) inocentes contribuyentes.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión