Política y Economía Municipios
AGUA CONTAMINADA EN PERGAMINO

Javier Martínez: “A muchos vecinos no les interesa tener el agua que entregamos”

El intendente de Pergamino afirmó que a muchos vecinos de su localidad “no les interesa” recibir los bidones de agua potable, pese a que la justicia federal confirmó que existe contaminación con agroquímicos. Además, continúa la polémica por la donación a la Fundación local.

En plena pandemia por el Covid-19, el problema del agua contaminada en Pergamino se agrava. Mientras los expertos recomiendan el constante lavado de manos para evitar los contagios, los vecinos de esa localidad temen por la calidad del agua.

El año pasado, el Juzgado Federal de San Nicolás emitió un fallo histórico para el país y sobretodo para la provincia de Buenos Aires: fue la primera vez que la justicia prohibió las fumigaciones con agroquímicos en el territorio bonaerense y además, investigó la responsabilidad política respecto al control de estas prácticas.

TE PUEDE INTERESAR

El resultado de la investigación arrojó que el agua de los barrios Villa Alicia, Luard Kayad y La Guarida, contenían 18 tipos de agroquímicos y ponían en alto riesgo a la población. A pesar de eso, las fumigaciones continuaron y la justicia ordenó la detención de un productor y de dos funcionarios que trabajaban en el área de control de pulverizaciones.

Esta semana, la polémica se agrandó luego de que en una reciente entrevista, el intendente Javier Martínez (Juntos por el Cambio) minimizara los reclamos por este tema y hasta asegurara que existen vecinos a los que “no les interesa” recibir el agua potable que el municipio reparte en los barrios más afectados. Algo que, no pasa por buena voluntad sino por un pedido expreso de la justicia. 

“Hay muchos vecinos que no les interesa tener el agua esa que entregamos, siguen consumiendo el agua de red. Pero en eso somos respetuosos de la medida judicial, siempre dije que es un tema que lo tiene que develar la ciencia, las universidades, el INTA, el Conicet. Nosotros estaremos detrás de lo que ellos dispongan”, expresó Martínez para radio Agenda Sur.

Después, apuntó contra una de las referentes de la lucha contra la contaminación ambiental en esa localidad, la vecina Sabrina Ortiz, que lleva adelante la organización Paren de Fumigar.

Hubo una queja de una vecina, que es la que lleva adelante la causa, pero eso fue desestimado. Sé que hubo una queja”, respondió el intendente, que además, cerró enojado la comunicación con el medio, quejándose de las preguntas sobre la situación ambiental.

“Yo pensé que íbamos a hablar de otra cosa que le interesa a la gente respecto a la crisis que vivimos”, manifestó Martínez.

En respuesta a esas declaraciones, la vecina aseguró que el intendente busca “ocultar una realidad que se sigue padeciendo” y sostuvo que “no le consta que haya gente que rechazara el agua potable” en esa localidad. La mujer continúa teniendo dificultades de salud relacionadas a sus dos ACV isquémicos que sufrió años atrás, producto de su exposición con las fumigaciones.

“No siento el mismo odio que él hacía mí, pero que nos diga cuánto vale la vida de nuestros hijos y la nuestra, por ahí podríamos armar una Fundación y pagársela”, remató Ortiz para INFOCIELO, en referencia a una polémica donación que el intendente realizó a una fundación local.

UNA DONACIÓN, MUCHAS DUDAS

Como anticipó este medio, el intendente local decidió realizar una donación de su sueldo a la fundación local, “Por Pergamino”. Una entidad que reúne a las principales empresas del agro de la ciudad y también algunas trasnacionales y que comenzó una campaña solidaria para reunir fondos frente a la llegada del Coronavirus.

La polémica surgió porque en esa misma fundación, figura el propio gobierno municipal. La oposición por su parte, consideró que la acción trató de “lavarle la cara” a las prácticas del agronegocio, que en Pergamino se encuentran cada vez más expuestas luego del fallo de la justicia federal.

“Fue un gesto”, explicó Martínez acerca de su donación. “Nos dimos cuenta que ellos le pedían un gesto al sector público. Por eso consideramos que, para acompañar, había que donar el 30% del sueldo”, agregó.

Pero a todo esto, el titular de esa Fundación que engloba a varias empresas privadas y también al propio municipio de Pergamino, puso en dudas esa donación y dejó mal parado al gobierno local.

“No tengo el dato concreto de que esta donación se haya hecho efectiva para la Fundación”, indicó Cesar Belloso, el presidente de la Fundación Por Pergamino.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión