Judiciales y Policiales
La acusan por intimidación pública

Piden juicio político a una jueza de Quilmes por brindar datos erróneos sobre la liberación de presos

La denuncia ingresó a la Secretaría de Enjuiciamiento para magistrados y funcionarios judiciales. La radicó una abogada platense. En sus fundamentos para el jury, la letrada enumeró la comisión de cuatro posibles delitos

Una abogada platense presentó en las últimas horas una denuncia ante la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios Judiciales de la provincia de Buenos Aires en contra de la jueza quilmeña María Elena Márquez, a la que acusó de la presunta comisión del delito de intimidación pública, informaron fuentes oficiales.

La denuncia la radicó la letrada Rocío Tristán en perjuicio de la titular del Juzgado de Ejecución N° 1 de Quilmes, luego de que en los últimos días se publicaran entrevistas a la magistrada en las que dio estadísticas falsas que causaron conmoción en la comunidad referida a supuestas liberaciones masivas de presos.

TE PUEDE INTERESAR

Tristán requirió que se conforme un jurado de enjuiciamiento para que analice la comisión de estos delitos por parte de la jueza: intimidación pública, incompetencia o negligencia demostrada en el ejercicio de sus funciones, incumplimiento de los deberes inherentes al cargo y la realización de actos de parcialidad manifiesta.

En la denuncia a la que accedió INFOCIELO se hace mención a la difusión de datos inexactos en distintas entrevistas brindadas por la magistrada ante medios de prensa nacionales sobre la supuesta liberación masiva de personas privadas de libertad, incluso por delitos graves como abusos sexuales, en el contexto del hábeas corpus colectivo dictado por el Juez del Tribunal de Casación, Víctor Violini, ante la pandemia por el Covid-19.

En la presentación, se hace referencia a la inquietud que esos datos pudieron causar en la población y la posible afectación al orden público y las instituciones. Esta conducta, se agregó, podría encuadrar en un posible mal desempeño de las funciones de la magistrada, entre otras razones, por afectar el mandato de prudencia con que se deben comunicar datos sensibles para la opinión pública, que en particular conmueven la paz social.

Como se recordará, Márquez manifestó una dura contradicción cuando fue entrevistada por el periodista Eduardo Feinmann. La mujer había dicho, al principio, que se había liberado a 176 condenados por “delitos contra la integridad sexual”, y también, que en un solo día se habían otorgado tantas prisiones domiciliarias como en un año.

También afirmó que recibieron la libertad “1076 personas con delitos contra la propiedad” y “276 con delitos contra las personas”, según constató el diario Página12.

Pero, lo llamativo es que los datos que fueron aportados en boca por la magistrada, fueron puestos en duda por la propia Cámara de Casación Penal Bonaerense. 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión