Política y Economía
Otro golpe a la industria automotriz

Por la suba del dólar suspenden la venta de 0Km y preparan aumentos

La divisa norteamericana pegó ayer un salto récord al acercarse a los 45 pesos y el sector automotriz fue uno de los más golpeados ya que la mayoría de los autos que se venden en el país vienen de afuera y los que se producen en Argentina cuentan con piezas importadas.

El sector automotriz es uno de los que más siente la crisis cambiaria dada la alta dependencia del mercado argentino por los vehículos importados, considerando que casi el 70 por ciento de los modelos que se venden en el país provienen del exterior. Asimismo, los producidos nacionalmente utilizan la mayoría de los insumos de afuera.

Por esta situación, y ante el avance del dólar que tocó casi los 45 pesos, varias automotrices decidieron dejar de facturar al tener los valores desactualizados al mes de marzo. Por ejemplo Volkswagen y Renault dejaron de vender ayer miércoles y General Motors anunció una suba del 6 por ciento a partir del mes de abril.

TE PUEDE INTERESAR

Ahora bien, la crisis del sector se viene sintiendo hace meses. La industria cesantea y suspende empleados, paraliza líneas productivas, y se ve afectada gravemente por el ingreso de importaciones, la caída de las ventas, del consumo y patentamientos; por los aumentos de los insumos básicos de producción (tarifas), la tasa de interés en niveles muy elevados (para contener la escalada del dólar) y la apertura de las importaciones.

Sin ir más lejos, a principio de mes un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) apuntaba una serie de datos preocupantes como el cierre de la fábrica de carrocerías Metalpar, dejando 600 trabajadores sin empleo; la suspensiones de 2.000 trabajadores en Peugeot; y los 900 operarios suspendidos por Honda son algunos de los indicadores que reflejan el momento que vive la industria.

Pero además, al comparar la cantidad de trabajadores ocupados se registran 125.000 puestos de trabajo menos en tres años en el conjunto de la industria manufacturera del país, según datos de la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Por otro lado, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), el patentamiento de autos también viene en picada, en febrero alcanzó un total de 39.825 vehículos, lo que representa una caída de 42,8% en comparación con igual período del año pasado, cuando se habían patentado 69.609 unidades.

El cuadro de situación implica el ingreso a un círculo vicioso donde la falta de ventas produce un amplio stock, que escupe variables negativas dentro del sector: menos empleados, menos producción, menos ventas y vuelve a comenzar. Por eso las terminales se resguardan ante el desequilibrio del tipo de cambio y especulan con aumentos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión