Política y Economía
Paritarias salariales

A la espera de la decisión de los docentes, estatales y judiciales van al paro

Mientras persiste el desacuerdo entre el gobierno bonaerense y el FUDB, tanto ATE como la AJB confirmaron una huelga para el miércoles 6. En las próximas horas, Cicop realizará asambleas para llevar a cabo acciones de protesta.

A poco menos de una semana del inicio del ciclo lectivo establecido, el panorama de negociaciones salariales se torna nublado con grandes posibilidades de un empeoramiento en las condiciones. Hasta el momento, el gobierno no ha acordado con los docentes y por lo tanto el resto de los gremios permanecen a la espera. En ese marco, estatales y judiciales convocaron a un paro para el miércoles 6. Mientras tanto, el FUBD anunciará en las próximas horas su decisión, al igual que los médicos y profesionales de la salud.

El Ministerio de Economía bonaerense fue ayer el escenario en el cual los funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal y los representantes sindicales del Frente de Unidad Docente (Suteba, FEB, Udocba, Amet y Sadop), mantuvieron otra fallida paritaria.  Ante un nuevo ofrecimiento, los sindicatos lo rechazaron rotundamente.

TE PUEDE INTERESAR

La propuesta oficial consistía en una recomposición salarial por  el 2018 que  establecía un salario mínimo para todos los maestros de $20.150 en marzo y para 2019 contemplaba la inflación del Indec más 5 puntos porcentuales. “El ofrecimiento del Gobierno  no respeta la carrera de los docentes", sentenciaron desde el FUDB.

Con un descontento marcado, ahora se debaten en la forma que tomará el reclamo y peligra seriamente el inicio de clases. Al respecto, Udocba ya realizó sus asambleas distritales y tiene mandato para ejecutar un paro de 72 horas sin fecha. La FEB tendrá esta jornada asambleas y mañana resolverá en congreso los pasos a seguir. Por su parte, desde la conducción de Suteba impulsan una huelga nacional y el viernes confirmará lo dispuesto. Mientras tanto, Ctera hoy decidirá una acción a nivel país.

Por su parte, la Asociación Judicial Bonaerense convocó a un paro por 24 horas para el miércoles 6 y sostiene “conversaciones con otros sindicatos provinciales a fin de articular una movilización conjunta a CABA ese mismo día”.

El reclamo es para que los convoquen a paritarias y exigen la recomposición del poder adquisitivo perdido en 2018 y la aplicación de la cláusula gatillo para 2019. Además, solicitan la conformación de una mesa técnica para discutir la ley de negociación colectiva para el Poder Judicial y la restitución del sistema de enganche nacional con porcentualidad salarial.

En la misma línea, ATE también confirmó que ese mismo día llevarán a cabo un paro por la reapertura de la paritaria de la Ley 10.430. La misma incluye a los auxiliares de la educación, enfermeros, trabajadores de la niñez y de administración central. En sintonía con sus pares, trabajan para concretar una acción unificada con el resto de los sindicatos.

"Nuevamente la propuesta del gobierno provincial no contempla la recuperación del poder adquisitivo del salario de los docentes, porque deja afuera al 80%. Lo único distinto respecto a la oferta anterior es un 5% de diciembre del 2018, cuando estamos hablando de 21% por lo que es totalmente insuficiente. También se planteó una garantía salarial para aquellos docentes que cobren por debajo de los 18.900 pesos, pero eso impacta en el 20% de las y los trabajadores docentes y no da solución al conjunto", señaló Oscar de Isasi, secretario general de ATE.

Finalmente, luego de su congreso, Cicop resolverá qué hacer la semana entrante y las posibilidades de realizar medidas de fuerza son cada vez más fuertes. Con la decisión de la conducción del gremio de impulsar el paro, ahora los médicos y profesionales de la salud en su conjunto deberán debatirlo y resolverlo.

En cuanto a lo salarial, resaltaron que “las características de la negociación se darán, en parte, en función de las necesidades electorales del oficialismo, sometido a una coyuntura que requiere de una mayoría para seguir en el poder. Pero también tendrá en juego el rol que desarrollemos como organizaciones de trabajadores, bregando por condiciones laborales y salarios dignos”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión