Política y Economía
Polémica

Sin Vidal, estalló en Cambiemos la disputa por los cargos y naufragó la impositiva de Kicillof

El viaje de la ex gobernador a París disparó la interna de Juntos por el Cambio. Falta de interlocutores designados y pelea por los cargos que corresponden a la oposición, son las razones que en Gobernación endilgan al fracaso en las negociaciones.

En la conferencia de prensa que brindó Axel Kicillof para contraponer la posición de Cambiemos frente a la Ley Impositiva, sobrevoló una postura que empieza a germinar como la responsable del plantazo legislativo. La lectura dista mucho del discurso público acerca del “ajustazo” que la oposición logró imponer en evidente alianza con los principales medios de comunicación. Se trata, en rigor, de la negociación siempre complicada por la captación de los cargos en juegos en diferentes estamentos de la administración pública provincial.
 
En el distrito conviven en paralelo cargos que la Constitución contempla para uso de la oposición, con otros que la tradición política bonaerense supo consolidar para lograr gobernabilidad.  

El repentino viaje de María Eugenia Vidal a París, alumbró una verdadera puja interna dentro de la coalición opositora por ganar espacios en los sillones en juego dentro de la administración pública. Ese parece ser el punto de mayor fricción hacia el interior de Cambiemos y hacia ahí apuntó de manera implícita el Gobernador Kicillof en la conferencia de prensa cuando aseguró, quejoso, que la falta de interlocutores se veía agravada porque algunos acuerdos, dijo, “después se desconocen” con el cambio de interlocutores. 

“Hubo algunos acuerdos por los lugares en juego, pero después apareció cada uno negociando la suya y la negociación se desmadró” ilustró ante INFOCIELO una fuente de calle 6 que siguió de cerca las mesas de diálogo por los cargos a ocupar por parte de la oposición. La simultaneidad de referentes dentro de Cambiemos se sobredimensionó con la ausencia de Vidal. Con la ex gobernadora fuera de juego, se desató una verdadera puja interna para quedarse con los cargos en disputa. En llano: cada línea interna de Cambiemos quiso sentar en esos sillones a sus propios representantes, incluso en contra de los demás referentes del mismo espacio.

Según lo reconstruido por este portal, los avances que habían logrado oposición y Gobierno hasta ayer a última hora fueron dinamitados por la intervención del jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, quien hoy participó de la conferencia de prensa en la que Juntos por el Cambio expresó su posición. El primo presidencial fue la última persona con la que Mauricio Macri se reunió antes de su viaje de descanso a Qatar. 

Son negociaciones complejas porque reportan a actores distintos. Los cargos que requieren de acuerdo por parte del Senado se discuten en la Cámara Alta. Pero hay otros que forman parte de la cultura política bonaerense que no requieren aval parlamentario, y se cierran con los referentes de la oposición. ¿Quién es el referente de Cambiemos para ocupar esos lugares? Esa parece ser la pregunta que disparó la ausencia de Vidal. Kicillof mencionó a varios en la conferencia de hoy. No hubo imputaciones, pero sí una implícita referencia sobre desacuerdos internos por parte de Cambiemos, cuando cuestionó que a medida que cambiaban los interlocutores, “después se desconocían” –entre ellos- los avances de las negociaciones previas. 

Desde Cambiemos insisten con reclamarle a Kicillof que honre la política que ejecutó Vidal. Es cierto que la ex Gobernadora fue generosa en la distribución de los cargos en disputa. Es una verdad a medias. Porque el contexto ahora es otro: Gobierna el espacio político que no fue, justamente, el beneficiario de los acuerdos de Vidal durante su gestión. 

La ex mandataria no repartió lugares a la oposición. Se los dio a segmentos del peronismo con el que negoció su propia gobernabilidad. ¿Puede ahora Cambiemos reclamarle idéntica distribución de espacios al segmento del peronismo que relegó de ocuparlos durante su gestión?. El kirchnerismo, que ahora gobierna, no reconoce en Vidal haber sido generosa con los cargos en juego. No al menos con referentes de su espacio. Una mala noticia para Cambiemos: ahora gobiernan los relegados durante su gestión. 

En el oficialismo bonaerense están convencidos que el fracaso en la sanción de una ley clave para cualquier administración, aquella que garantiza fondos para llevar adelante un plan de gobierno, se explica más por la puja interna dentro de Cambiemos, donde pulsean diferentes interlocutores para poner a sus propios hombres, que una real posición de defensa del contribuyente medio. Una disputa que se disparó tras la sorpresiva ausencia de María Eugenia Vidal.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión