HISTORIA MUNDIAL

Kicillof se olvidó de la pandemia de gripe española

El gobernador Axel Kicillof aseguró que el contexto por la pandemia de coronavirus es "complejísimo y absolutamente novedoso", pese a que ya ocurrió antes.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof intentó magnificar la situación crítica que vive el mundo desde hace prácticamente un año y medio, producto de la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19, pero cometió un error histórico.

"Estamos en medio de una crisis internacional sin precedentes. No sólo por lo profunda y lo larga, sino por lo novedosa. Nunca había ocurrido una pandemia que afecte a todo el planeta", aseguró Kicillof, quien omitió la pandemia de Gripe Española que en 1918 tuvo un origen dudoso en Estados Unidos o China, se expandió hacia todo el planeta y se cobró entre 50 y 100 millones de víctimas.

TE PUEDE INTERESAR

De hecho, varios epidemiólogos desde que la Organización Mundial de la Salud decretó el rango de pandemia para la expansión mundial del coronavirus comenzaron a trazar paralelismos con la pandemia de Gripe Española.

El más conocido, quizás "El martillo y la danza", de Tomás Pueyo, que recomendaba tomar medidas "duras e inmediatas para atacar al coronavirus" (el martillo), y que de esa manera se aplastaría la curva de casos en 3 a 7 semanas para pasar a "la danza" con menos restricciones y circulación del virus.

Más allá de que sus predicciones no se cumplieron y, pese a las medidas restrictivas aplicadas por varios meses en la mayoría de los países del mundo, la pandemia duró más de siete semanas; Pueyo ejemplificó parte de su artículo publicado en el sitio Medium con lo ocurrido en dos ciudades de Estados Unidos durante la gripe española: una que había aplicado medidas restrictivas a tiempo y otra que no.

Spanish_flu_death_chart.png
Un gráfico con la curva de casos de la pandemia de Gripe Española. Muy similar a la del coronavirus.

Un gráfico con la curva de casos de la pandemia de Gripe Española. Muy similar a la del coronavirus.

La primera evitó el colapso sanitario -y las muertes- pero tuvo al virus durante más tiempo hasta que se alcanzó la inmunidad de rebaño. En la otra colapsó el precario sistema de salud de una ciudad de 1918 y en consecuencia murieron una cantidad mucho más significativa de personas, aunque convivieron menos tiempo con el virus: entre contagiados que generaron anticuerpos y fallecidos, llegaron más rápidamente a la inmunidad de rebaño.

Al igual que en esta oportunidad, la pandemia de gripe española -llamada así porque España fue el único país en darle una importante cobertura mediática- tuvo más de una ola y la segunda fue más virulenta tras la mutación del virus. A diferencia de la pandemia de coronavirus, no fue el desarrollo y producción de vacunas lo que le puso fin, sino la inmunización colectiva luego de dos años de contagios.

Nuestro país no fue ajeno a la pandemia de 1918. Ese año fallecieron 2.237 personas. Y lo peor llegó con la segunda ola: 12.760 personas fallecieron en 1919 a causa del virus, que multiplicó por siete la mortalidad por gripe. La misma pasó de representar el 0,7% de las muertes anuales en 1917 al 20,70% el segundo año pandémico, superando incluso a la tuberculosis, una enfermedad mucho más mortal para la época.

Tuvo una particularidad: las provincias del noroeste fueron las más afectadas. Catamarca incrementó su tasa de mortalidad por gripe del 0,29 cada 10.000 habitantes al 39,26; Jujuy pasó del 7,29 a 95,82 fallecidos cada 10.000 habitantes; y Salta de 9,81 a la estrepitosa cifra de 118,68 fallecidos cada 10.000, según datos publicados por el Departamento Nacional de Higiene en 1920.

La pandemia como una guerra mundial

En aquel momento la crisis mundial fue doble: La pandemia de gripe se cobró entre 50 y 100 millones de vidas, y agravó la crisis que provocó la guerra, ya que aún se desarrollaban las últimas contiendas de la Primera Guerra Mundial -entonces llamada "Gran Guerra"-, que finalizó con el armisticio pedido por Alemania a fines de 1918 y posterior Tratado de Versalles, otras 10 a 60 millones de muertes, y una grave crisis económica en todos los países beligerantes a excepción de Estados Unidos y Alemania que generó oleadas de inmigrantes que desembarcaron en nuestro país.

Kicillof también comparó la pandemia con una guerra, tras la celebración del cumpleaños número 220 de Ensenada. "Hoy estuvimos con la salva de cañón en una ceremonia limitada por la pandemia pero donde nos habitó esa historia de resistencia, de lucha, de patriotismo, también de guerras", contó.

"La asociábamos hoy a la mañana con Mario con lo que está ocurriendo a escala mundial con la pandemia. ¿Se fijaron que todos, en todo el mundo, se usan palabras, lenguaje, metáforas de guerra? Porque efectivamente, se está librando una batalla contra el virus. Y no sólo en nuestra Provincia, en nuestro País, sino en el mundo entero", agregó el Gobernador.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión