Sociedad
INADI, ¡TELÉFONO!

Pablo Sirvén: El padre de todos los racismos

Es uno de los secretarios de redacción del más que centenario diario La Nación. Pablo Sirvén se refiere al conurbano como un lugar "africanizado" e "inviable".

Si alguien escribiese en un diario de circulación masiva y perteneciente al poder hegemónico histórico de la Argentina que alguien es un "gorila, vende patria, oligarca, cipayo" o cualquier término con el que se busca ofender desde el peronismo a quienes no lo son, seguramente Pablo Sirvén saltaría pidiendo que actúe el organismo contra la discriminación que dirige Victoria Donda.

En este caso él mismo, uno de los secretarios de redacción del diario La Nación, utilizó comparaciones y formulaciones ofensivas, prejuiciosas, aporofóbicas y discriminatorias para dirigirse, no a una sola persona, sino a millones.

TE PUEDE INTERESAR

Porque Pablo Sirvén se refirió a todo el conurbano bonaerense de manera calumniante y despectiva atacando a cualquier argentino que viva en ese área de la Provincia de Buenos Aires.

Su editorial del domingo lo comenzó con este párrafo:

"Una vez más, este año la madre de todas las batallas será la provincia de Buenos Aires , ese territorio inviable en cuyo africanizado conurbano se deciden electoralmente los destinos de la Patria".

Screenshot_20210117-112441_Firefox.jpg
Captura de pantalla de la editorial de hoy de, Pablo Sirvén, secretario de redacción del diario La Nación

Captura de pantalla de la editorial de hoy de, Pablo Sirvén, secretario de redacción del diario La Nación

Sí, señor o señora, lector o lectora de INFOCIELO, ese párrafo fue publicado hoy domingo 17 de enero de 2021 por el diario de los Mitre/Saguier.

No por un pasquín mimeografiado o un sitio olvidado de la red.

No por una cuenta apócrifa de Twitter.

Ni siquiera por la cuenta oficial (y personal) del propio Pablo Sirvén el autor de "toc toc, soy la historia"...Esa referencia al conurbano la puso como encabezado de su nota en La Nación sobre la importancia del Gran Buenos Aires en el conteo electoral, para "preparar el ambiente" de un año que tendrá elecciones legislativas de medio mandato.

Screenshot_20210117-112609_Firefox.jpg
Pablo Sirvén, secretario de redacción del diario La Nación, con su famoso

Pablo Sirvén, secretario de redacción del diario La Nación, con su famoso "toc toc, soy la historia"

Lo llamó "La madre de todas las batallas", y para bajarle el precio a los habitantes de esa región super poblada de la Provincia los calificó como "inviables" y "africanizados", sin ponerse colorado ni pensar en que le podría caber consecuencia alguna por sus palabras.

¿Será así?

¿Puede con total impunidad un redactor de un diario importante ofender vilmente y con tanta crueldad a millones de personas sin pagar ninguna consecuencia?

¿Se puede sembrar el odio, la violencia discursiva con racismo, xenofobia, aporofobia desde las páginas de un matutino de gran tirada y no sufrir ningun efecto legal ni jurídico o de "cancelación popular" por agredir gratuitamente a un colectivo tan numeroso como los habitantes del Conurbano?

¿Tan permisiva es nuestra legislación como para que en nombre de la "libertad de expresión" alguien pueda erigirse en etiquetador de masas, con términos despectivos y calumniantes a una región específica como tantas otras de la Argentina?

¿Tan mansos somos los bonaerenses como para que se nos moje la oreja día tras día, y dejar que se nos haga bullying mediático sin que sus autores deban pagar ulteriores reprimendas?

¿Deberían salir representantes populares tales como intendentes, legisladores y hasta el propio gobernador Kicillof a cruzar las palabras de Pablo Sirvén para, al menos, contrapesar tanta infamia?

La sociedad no puede soportarlo de brazos cruzados, y quienes compartimos la misma profesión (aunque lejos estemos de sentirnos sus "colegas") tampoco podemos quedarnos inmóviles frente a tan burdo atropello a la dignidad de millones de bonaerenses.

Pablo Sirvén amerita ser bloqueado de nuestras existencias por su modo nefasto, mediocre, ruin, y racista de referirse a tantos de nosotros.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión