Política y Economía
MIRÁ EL VIDEO DE LADO P

Oporto: "Hay que apostar a la heterogeneidad en la apertura de escuelas"

El Ex director General de Cultura y Educación, Mario Oporto, aconsejó atender la situación en localidades pequeñas donde podría volverse a la presencialidad. 

En medio del debate por el retorno presencial al dictado de clases, cruzado por la pandemia de coronavirus, un ex director General de Cultura y Educación, Mario Oporto, plasmó una mirada particular.

Entrevistado en Lado P, oporto señaló cuestiones urgentes, de mediano tiempo y de largo tiempo respecto de la situación educativa. La primera, dijo, es "cerrar el 2020 con claridad hacia la familia, y con valorización de lo que se hizo este año".

TE PUEDE INTERESAR

No fue el único eje. Oporto planteó que en paralelo, y con el inicio de un 2021 "que probablemente se parezca mucho a este año" ya que la vacunación contra el coronavirus demorará un semestre en hacerse masiva, pidió "valorar la heterogeneidad" de la Provincia.

OPORTO: "HAY QUE APOSTAR A LA HETEROGENEIDAD EN LA APERTURA DE ESCUELAS"

Mario Oporto habló de la vuelta a clases en Lado P.

"¿Por qué no valoramos la heterogeneidad de la situación provincia? Tenemos un tercio de los municipios de la provincia de Buenos Aires que están en fase 5. Esos municipios, además tienen realidades en el interior mucho más aisladas, y han pasado mucho mejor esa etapa", analizó.

También destacó que casi todos esos distritos tienen escuelas que, salvo excepciones, "están por debajo de los 200 alumnos". Es en ese entorno donde, señaló, "se puede planificar con optimismo, en las pequeñas localidades de la Provincia de Buenos Aires, un regreso a clases en etapas, escalonado, heterogéneo".

El otro extremo del espectro son las escuelas del Área Metropolitana, un punto crítico de la pandemia por coronavirus. "Creo que el secundario del Conurbano va a tener que tener mucha seguridad sanitaria, e incluso muchas transformaciones para poder volver a clases", opinó Oporto.

El exministro bonaerense subrayó que se trata de "escuelas de 2.000 alumnos, con aulas de 40-50 jóvenes" que, seguramente, "van a volver con una lentitud mayor que si hablamos de una escuela en Orense, o en Tordillo".

Esa diferenciación, que hoy no tiene en eco en las autoridades, llevó a Oporto a una reflexión que vienen planteando a la par los intendentes del interior, especialmente desde que el coronavirus copa la agenda. "A veces la problemática del AMBA te inunda todo, y capaz que hay una idea de todo o nada, y de tener miedo a la heterogeneidad".

A esa mirada, contrapuso otra: "creo que hay que arriesgar a la heterogeneidad, porque capaz que es una experiencia a futuro más interesante, darles más autonomía a las escuelas, sin romper el sistema, pero sabiendo que cada escuela va a poder ir resolviendo sus realidades de manera distinta. Eso es muy importante para el futuro".

Oporto advirtió que hay una tercera etapa que hay que "ir pensando" y que tiene que ver con la "total presencialidad". Entonces, dijo, "tenemos que estar preparados para dos grandes temas, uno es la infraestructura. Son 10 mil edificios en la Provincia, muchos están cerrados".

En concreto, señaló que "vamos a encontrarnos con edificios vandalizados, donde hubo robo con edificios que incluso seguro tenían problemas antes de la pandemia, pero ahora la exigencia de la comunidad va a ser mayor". Y, en ese marco, fue tajante al sostener que "no puede haber hacinamiento". Para encarar esa etapa, sostuvo que es necesario "un gran censo de la situación edilicia" previamente.

Por último, Oporto se refirió a la situación en la que "volverán" los alumnos. "¿Volverán todos? Tenemos que tener a todos adentro, para saber, de esos todos, quienes se conectaron, quienes aprehendieron y quienes no, quienes se conectaron a medias, y para saber esa realidad hay que movilizar a toda la comunidad”, analizó.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión