Política y Economía
CORREDOR DEL ATLÁNTICO

Las rutas 11 y 56, otra promesa de campaña que Vidal nunca cumplió

Provincia y Nación anunciaron que buscarán terminar las obras de dos corredores viales clave para el turismo, que la administración Vidal había prometido dejar listas para diciembre.

El Gobierno Nacional anunció el reinicio de las obras en las Rutas Provinciales N°11 y N°56, que forman parte del  "Corredor del Atlántico" y que habían sido anunciadas en 2017 por María Eugenia Vidal, pero fueron abandonadas a medio construir tras la derrota en las PASO, el año pasado.

En total son 158 km divididos en tres tramos: Dos de la Ruta Provincial n°11, entre San Clemente del Tuyú y Mar de Ajó y San Clemente del Tuyú y General Conesa; y un tramo de la Ruta Provincial n°56 entre General Conesa y General Madariaga. La obra, cuya realización firmaron el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, contempla una inversión de $4.744 millones y se estima que el último tramo se finalice en septiembre de 2021.

TE PUEDE INTERESAR

La obra debía finalizar en diciembre de 2019, pero quedó abandonada tras la derrota de Juntos por el Cambio en las elecciones primarias. Para la temporada de verano, el municipio de La Costa tuvo que finalizar un tramo para posibilitar el ingreso a Mar del Tuyú, que había quedado peligrosamente terminado de forma provisoria, sin banquina ni iluminación. La misma fue colocada recién por la nueva administración, tras dos muertes por accidentes de tránsito en la zona.

"Esta es una manera de mostrarle a la gente que sí se puede, que estas obras que esperaron décadas se pueden hacer", había dicho María Eugenia Vidal en el acto de inauguración de las obras, el 23 de agosto de 2017, después de la derrota en las legislativas frente a la Unidad Ciudadana que revertiría en octubre. Sin embargo,  de un total de 158 kilómetros abrieron paso a sólo 15 kilómetros de segunda calzada antes de despedir a los 300 empleados y terminar endeudados con los proveedores.

"Esto se hace por la confianza de los bonaerenses, por el esfuerzo que hacen pagando los impuestos. Nosotros administramos algo que ustedes nos dan, que es más que la plata de sus impuestos: es su confianza, y no podemos defraudarla", había comentado Vidal en el mismo acto.

La realidad fue otra: según el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone, la administración de María Eugenia Vidal dejó deudas por $2.500 millones en diferentes rubros de la obra pública, entre ellos Vialidad.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión