miércoles 13 de noviembre de 2019

Exclusivo FM Cielo

La Copa Argentina intentó ocultar una muerte por represión policial

COMPARTIR ESTA NOTICIA

11 de diciembre de 2018 · 18:45 hs.

El hecho sucedió en la previa de la final entre Gimnasia y Rosario Central. Un hombre de 55 años falleció luego de una brutal reacción de las fuerzas de seguridad en Mendoza. Sufrió un paro respiratorio luego de que lanzaran gases lacrimógenos. Escuchá el relato de un testigo.

Sergio Confalonieri era hincha de Rosario Central, viajó a Mendoza con sus tres hijos para ver a su equipo campeón en la final del pasado jueves frente a Gimnasia, pero lo que iba a ser festejo terminó en tragedia. Con apenas 55 años y en medio de lo que debió ser una fiesta encontró la muerte después de una violenta reacción policial. La montada mendocina se encontró desbordada y comenzó a lanzar gases lacrimógenos. Entre empujones y corridas Confalonieri sufrió un paro cardiorrespiratorio que le costó la vida. Estuvo más de 50 minutos esperando una ambulancia.

En una final donde el país pudo ver como entre hinchas se puede convivir más allá de una final, donde Mendoza fue testigo que hay argentinos que sí están preparados para ser protagonistas de un partido definitorio sin incidentes, otra vez, la nota la dio la policía, en este caso la mendocina, hace menos de un mes había sido la de Córdoba cuando golpeó salvajemente a hinchas de Temperley.

La violencia institucional tiene, en estos casos, dos similitudes que asustan. Ambas fueron ignoradas por los grandes medios de comunicación. Si el caso de abuso policial contra los hinchas de Temperley no tuvo repercusión mediática mucho menos aún la tuvo la muerte de este hincha en la previa del encuentro. Los porqués brotan desde las especulaciones. Nadie jamás va a confirmar oficialmente la necesidad de que la Copa se mostrada como  un ejemplo de convivencia. Nunca nadie dirá que la inversión de Sancor Seguros como sponsor es vital para que las cuentas de AFA cierren. Nadie se hará cargo de esta complicidad. Pero todos sabemos que existe.

La Coordinadora de Hinchas denunció lo ocurrido con Confalonieri y desde El Dueño del Circo (FM Cielo) se comunicaron con Ignacio Petunchi, hincha de Central, miembro de la CdH y testigo presencial del abuso policial. “El partido era a las 21.15 y las puertas se abrieron tres horas antes. Y había mucha gente esperando para entrar desde antes. Tres mil personas estaban tratando de entrar entre dos caballos que estaban apenas separados entre sí. Por ahí pasaban mujeres, chicos y gente mayor. Eso ya generaba tensión porque la gente se asusta y los animales también”.

De esa forma se iba formando un embudo donde como máximo pasaban entre una y cuatro personas. La gente que estaba atrás no sabía cuando se cortaba y trataba de entrar. Ahí la policía comienza a tirar gases lacrimógenos para todos lados, comienzan las corridas y desencadena la tragedia” cuenta Petunchi.

“Palos y empujones de todos lados y antes de ingresar a la popular el hombre se descompone, tiene convulsiones y de casualidad una compañera nuestra le realiza RCP y comienzan a pedir ayuda. Los hijos van a pedir ayuda a la policía y ellos con los celulares en mano, se les reían en la cara”  

El comunicado de la Coordinadora de hinchas es claro respecto de la crónica de los hechosA las 19.10 (la gente presente) llamó a la ambulancia. A las 19.35 llegaron dos médicos del club a continuar la reanimación. Mientras tanto, pedían a gritos, y sin éxito, un DEA (desfibrilador automático) que, por ley nacional 1831, deben encontrarse en todos los estadios de fútbol argentino. 19.40hs llegó la ambulancia, 40 minutos después. Cuando ya era demasiado tarde.”

 

A diferencia de sus pares de Temperley que eligieron pasar por alto lo sucedido con sus hinchas, los dirigentes de Central pusieron a disposición a sus médicos y el viaje para dos de los hijos del fallecido mientras que el otro joven se quedó en Mendoza resolviendo los trámites de defunción.

Está claro que la idea, el concepto, de la Copa Argentina es atractivo desde su federalismo. Que haya quejas por lo injusto de los viajes para los clubes es, hoy, un dato menor pero que se intenten tapar muertes (como la de Matías Diarte, hincha de San Martín de Tucumán, un mes después de recibir una golpiza por parte de la Barra de Boca en Formosa en octubre de este año)  para sostener un negocio es simplemente inadmisible.

Néstor Majul, del Ministerio de Seguridad de Mendoza, habló con el diario Los Andes, y desmintió la represión policial. "Lo que pasó es que fue muy difícil contener a los hinchas de Central que querían entrar. Hubo empujones y tiraron las vallas, con lo cual se tuvo que ordenar la fila. No tiramos ni un gas lacrimógeno. El señor pasó la fila e ingresó al estadio y murió en las escaleras. Entiendo el dolor familiar”.

Los responsables de brindar seguridad se mueven con una impunidad abrumadora y los grandes medios juegan la complicidad a niveles aberrantes. Por lo pronto, desde la dirigencia de Rosario Central le confirmaron a este medio que “harán todo lo posible” para que se esclarezca el hecho.

 

Foto portada Diario La Capital

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6257
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata