Lunes 10
Diciembre de 2018
EN CALIENTE
#Presupuesto bonaerense
INFOCIELO.COM » Judiciales y Policiales - Municipios 06-12-2018

Hallan a nena de 3 años desnutrida, torturada y muerta: detuvieron al padre y su pareja

La víctima, Mía Soledad Martina, fue encontrada en una casa de Yapeyú al 746. Los peritos comprobaron que estaba deshidratada, tenía los pies quemados y varios golpes. En la vivienda había otros diez chicos. Demoraron a un hombre de 42 años y a una mujer de 32, tía y ahora madrastra de la fallecida

Una niña de tres años fue hallada muerta con golpes, signos de desnutrición y de tortura en su casa de la localidad boanerense de Glew, y como sospechosos de su homicidio fueron detenidos su padre y una tía materna que estaba a su cuidado, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió fue descubierto anteayer en una vivienda ubicada en Yapeyú 746, de la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, adonde la Policía llegó advertida de que había una menor con problemas respiratorios, luego identificada como Mía Soledad Martina Pedernera.

Cuando efectivos de la comisaría Séptima llegaron al lugar, observaron que había una niña sin signos vitales en el piso y dos médicos del SAME constataron la muerte al revisarla, pero también advirtieron que estaba desnutrida y con las plantas de los pies quemados.

Los policías identificaron a los dos adultos que estaban presentes en la casa, el padre y la tía de la niña, y en principio la causa fue caratulada como “averiguación de causales de muerte”.

Sin embargo, el primer informe del médico forense estableció que la víctima presentaba “hematomas múltiples, signos de desnutrición crónica y deshidratación”.

Ante esta circunstancia, el juez interviniente ordenó la detención del padre, identificado como Adrián Alejandro Martínez (42), y de la tía, Vanina Soledad Zoerilla (32), actual pareja del hombre, quienes quedaron imputados de “homicidio agravado por el vínculo” y “homicidio simple”, respectivamente.

Paralelamente, la Policía Científica trabajó en busca de pruebas en el lugar, una vivienda muy precaria donde viven alrededor de diez niños, y se ordenó la autopsia correspondiente para establecer fehacientemente las causales de la muerte.