Viernes 14
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » Agro 27-11-2018

Como es la letra chica en la promocionada apertura del mercado norteamericano de carnes

Habrá un cupo de 20.000 toneladas libres de arancel, de las cuales un 80% será carne magra para fabricar hamburguesas y el resto para cortes de alta calidad.

En las puertas del G20, el Gobierno nacional informó sobre la apertura del mercado de Estados Unidos para la carne bovina argentina. El puntapié inicial fue el anuncio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) sobre la restitución del  sistema de equivalencias sanitarias para la carne bovina,  requisito indispensable para el inicio de las exportaciones a ese destino.

De esta manera, Argentina regresa a un mercado del cual estuvo ausente 17 años, tras el brote de fiebre aftosa de 2001. En las últimas semanas, distintos trascendidos señalaban que habría novedades en relación a la apertura del mercado norteamericano, pero finalmente se adelantó su confirmación.

Sin lugar a dudas, constituye una muy buena noticia para la industria exportadora frigorífica argentina. Este año, las estimaciones privadas indican que las ventas al exterior de carne bovina cerrarán en torno a las 500.000 toneladas, cifra que vuelve a posicionar a nuestro país como un jugador destacado en el negocio global.

Con China como destino excluyente de las exportaciones bovinas, Estados Unidos constituye una oportunidad para diversificar ventas y sobre todo, ganar prestigio al acceder al mercado más exigente en materia de protocolos sanitarios, junto a Japón y Corea.

El negocio se articulará de la siguiente manera: se habilitarán 20.000 toneladas libres de arancel para Estados Unidos. De este volumen y de acuerdo a un comunicado emitido por el ministerio de Producción nacional, un 80% de los envíos estarían compuestos por carne magra, destinada a la elaboración de hamburguesas.  El resto del cupo se orientará a cortes de alta calidad.

En este sentido, Estados Unidos autorizará el ingreso de todos los cortes de la carcaza, deshuesados, con excepción de la cabeza, pezuñas y menudencias. Esta apertura del negocio en Estados Unidos (que también incluye 20.000 toneladas a Canadá) representa un negocio de 150 a 180 millones de dólares para Argentina.

Hay algunos detalles a tener en cuenta. Las 20.000 toneladas no representan un techo, Argentina puede exportar carne por encima de ese tonelaje, pero a partir de esa cifra deberá pagar un arancel de ingreso de 26.4%. En ese punto, los exportadores deberán afinar el lápiz y analizar si los números cierran. En el caso de cortes de alta calidad, puede llegar a  significar un buen negocio. Como parámetro, la Cuota Hilton se comercializa sobre los 12.000 dólares por tonelada y pagar un arancel del 20%.

El otro punto a tener en cuenta y sobre el cual todavía no existen certezas es sobre las plantas habilitadas para exportar. En principio, aquellas que estén habilitadas a Europa podrán hacerlo a Estados Unidos.

Si bien en el volumen global que exporta Argentina esta cifra no tiene una elevada incidencia, el ingreso a Estados Unidos dará prestigio a los frigoríficos exportadores nacionales, que contarán con una herramienta más para disputar los cada vez más exigentes mercados externos.

Cabe destacar que EE.UU. es el principal importador de alimentos del mundo, con compras de productos agroindustriales por más de 160.000 millones de dólares en 2017, cifra que representa una importante oportunidad para las exportaciones argentinas en atractivo mercado.

Además, es también el primer importador mundial de carne bovina, con compras por 4.300 millones de dólares y 1 millón de toneladas en el 2017.Los principales países proveedores son Canadá, Australia, Nueva Zelanda y México.