Miércoles 19
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » Política 11-10-2018

Se profundiza la recesión: La industria funciona al 63 por ciento de su capacidad instalada

Se trata de la cuarta contracción consecutiva del sector y, según el INDEC, el indicador bajó 4 puntos porcentuales con relación al mismo mes del año anterior. Las importaciones empujan a varias fábricas a bajar sus persianas y desinflar el potencial y volumen máximo de producción.

La utilización de la capacidad instalada en la industria descendió al 63 por ciento en agosto, el nivel más bajo del año, lo que significó una caída de casi 4 puntos porcentuales con relación a igual mes de 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

El dato se conoció el mismo día que el Gobierno presentó el programa Argentina Exporta en el centro de convenciones CCK. El objetivo es cuadruplicar para 2030 se cuadruplique el número de empresas, en especial las pymes, que venden productos fuera del país.

Es que la meta principal es el equilibrio fiscal y para lograrlo es necesario activar la producción y el comercio exterior. Así lo advirtieron desde la asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (Enac), la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y sectores opositores como el Frente Renovador. Todos coincidieron en solicitar la emergencia Pyme ante la suba del dólar y el (re) acuerdo con el FMI.

La diputada Elisa Carrió acompañó al presidente Mauricio Macri durante la presentación, disertó en el centro cultural y luego celebró en Twitter: “Otra victoria!! El modelo PYME exportador”.

Mientras tanto, la industria argentina funciona poco más que a la mitad de su capacidad instalada y cientos de empresas deben tomar la decisión de cerrar o realizar despidos masivos antes la imposibilidad de operar en el mercado.

El indicador que elabora el INDEC mide el potencial y el volumen máximo de producción que un sector particular puede lograr durante un período de tiempo determinado, en este caso el mes de agosto de 2018.

Un bajo uso de la capacidad instalada significa subutilización de la infraestructura y por ende mayor costo por unidad. Lo que, claramente, puede repercutir en el nivel de empleo y por eso es tan importante conocer el porcentaje de capacidad. Se trata de un elemento determinante en la competitividad del producto o servicio frente a otros competidores en el mercado.

El uso de la capacidad instalada depende de las cantidades producidas, es decir de la ocupación de la infraestructura para generar los bienes y servicios para los cuales fue diseñada. En Argentina, entonces, 63 por ciento.

Para el cálculo de la capacidad instalada mensual, el INDEC realizó un relevamiento que comprende un panel de entre 600 y 700 empresas. Se tuvo en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada. Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad.

Según el INDEC, los bloques sectoriales que presentan, en agosto de 2018, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son: industrias metálicas básicas, refinación del petróleo, productos del tabaco, papel y cartón, y productos minerales no metálicos.

Mientras que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son: productos alimenticios y bebidas, productos de caucho y plástico, la industria automotriz, sustancias y productos químicos, la industria metalmecánica excepto automotores, edición e impresión y productos textiles.