Viernes 14
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » Política 28-08-2018

Para completar los 190 días que exige la ley, las clases deberían extenderse hasta mitad de enero

Con 16 días de paro confirmadas, las clases deberían seguir hasta el 16 de enero para completar el calendario de 189 días que se plasmó a comienzos de 2018.

Este año, el ciclo lectivo consta, al menos en su planificación, de 189 días. Inició el 5 de marzo y debería terminar el 19 de diciembre. Son, en total, 290 días, a los que hay que descontarle 82 correspondientes a fines de semana, 12 feriados y dos semanas de receso, entre el 16 y el 27 de julio.

Esa planificación fue establecida a través de la Resolución 1520-E de la Dirección General de Cultura y Educación de Buenos Aires, que abarca todos los niveles, ciclos y modalidades de la educación, pero el conflicto salarial y los reclamos en pos de infraestructura y condiciones laborales lo modificaron a la fuerza.

Es que, entre los paros netamente bonaerenses, impulsados por el Frente Gremial que integran SUTEBA, FEB, UDOCBA, AMET Y SADOP, y los paros nacionales a los que adhirieron gremios provinciales, se cuentan 16 días de clases perdidos por medidas de fuerza, y deja la cuenta final en 173 días con los chicos en las aulas.

Hasta ahora, CTERA impulsó cuatro medidas de fuerza que totalizaron 6 días sin clases: fueron el 5 y 6 de marzo, el 14 de junio –adhesión al paro nacional de CTA-, el 3 de julio –contra la represión a docentes de Chubut y Corrientes-, 30 y 31 de julio.

En tanto que el Frente de Unidad impulsó siete medidas de fuerza que totalizarán 10 días de clases, una vez que termine el paro en curso. Fueron el 5 y el 25 de abril, el 22 y 23 de mayo, el 15 y el 25 de junio, 3 de agosto y, finalmente, las 72 horas que terminan este jueves.

Si el gobierno de María Eugenia Vidal quisiera recuperarlos, tendría que extender el ciclo lectivo hasta el 16 de enero. Eso si no hay nuevas medidas de fuerza, lo cual no parece demasiado probable, todavez que las negociaciones están estancadas desde hace ya seis meses y los cruces entre las partes se tornan cada vez más álgidos.