Martes 17
Julio de 2018
EN CALIENTE
#Aportes Truchos #TARIFAZOS #Aborto Legal #Vuelve el FMI ##AMENAZAS DE BOMBA
INFOCIELO.COM » Política - Municipios 10-07-2018

Chifló al intendente y se lo llevaron esposado: un vecino de Berisso denuncia “persecución política”

El hecho se dio durante la fiesta del Vino, cuando un vecino chifló y le gritó al intendente Jorge Nedela. Los uniformados lo detuvieron y lo dejaron incomunicado, sin poder llamar a su abogado.

Durante la reconocida fiesta del Vino de la Costa que se realiza en Berisso, un vecino increpó al intendente Jorge Nedela y fue detenido e “incomunicado”.

Sin embargo, antes del hecho, testigos de lo ocurrido contaron que este “había sido marcado” y creen que se puede tratar de un caso de “persecución política”, por la procedencia política del detenido.

Sucedió cuando el jefe comunal se subió al escenario para destacar la labor de los productores, cuando el vecino lo chifló y le gritó “bajate”, en rechazo a las políticas que el municipio de Cambiemos destina a este sector.

“Durante su discurso, me quedé esperando preguntándome por qué tenía que entregar una mención si no hace nada por los productores, entonces comienzo a silbarlo y lo único que se me ocurre es decir: “bajate Nedela”.  A los segundos, policías me dicen que estaba detenido”, le dijo a este portal Daniel Hernández.

El hombre, quien estaba junto a su mujer e hija, detalló que los uniformados le exigieron que saliera del lugar en donde se llevaba a cabo y le dijeron que lo iban a detener luego de leer el nombre en su DNI.

“Me detienen por ebriedad y disturbios en la vía pública, pero al llegar a la comisaría nunca me hacen un test de alcoholemia. Ahí me sacan todas mis pertenencias y me mantienen incomunicado, relató Hernández, quien contó que no le permitieron llamar a su abogado.

“Esto es una cuestión política, acá hay una persecución ideológica para que la gente se calle la boca y no diga nada. Esto no tiene precedentes. Me sentí literalmente secuestrado en plena democracia”, expresó indignado el hombre.

“Los que mandamos somos nosotros, ahora”, le decían los oficiales, quienes incluso decidieron ponerles las esposas por tan solo una contravención.

Daniel trabaja para una cooperadora de una escuela agraria de Berisso, que todavía no inauguró su nuevo edificio. Recientemente, los padres de los chicos habían denunciado que eso se debía a una obra que el municipio no realizaba, una pavimentación de tan solo 600 metros.

Por la demora en la inauguración, el nuevo edificio sufrió más de un episodio de vandalismo en el cual se robaron una cocina y otros artefactos de la escuela.

SUMARIO