Viernes 16
Noviembre de 2018
EN CALIENTE
#Presupuesto bonaerense #conflicto docente
INFOCIELO.COM » Política - Municipios 06-07-2018

Echaron a un trabajador municipal que había sufrido una lesión permanente tras un accidente laboral

El gobierno municipal de Ayacucho que conduce Emilio Cordonier no dio respuestas por un trabajador municipal subsidiado que perdió el 25% de su capacidad corporal en un accidente de trabajo. El afectado denunció legalmente al municipio y redactó una carta abierta dirigida al intendente.

Luego de que un trabajador municipal sufriera un accidente, perdiendo el 25% de su capacidad corporal, la denuncia del afectado hacia el gobierno local develó las condiciones precarias con las que cuentan más de mil personas contratadas por el Estado.

En Ayacucho, al igual que en otros municipios bonaerenses, el gobierno local se vale de la contratación de trabajadores a través del sistema de subsidios, el cual por ley no exige contraprestación.

Sin embargo, pese a que no existen números oficiales, se estima que el municipio conducido por Emilio Cordonier cuanta de 900 a 1200 trabajadores subsidiados, que reciben un sueldo de entre 3000 y 4.500 pesos.

Según el propio Indec, una familia tipo de cuatro personas necesitaba en mayo más de 18 mil pesos por mes para superar la línea de pobreza. En este sentido, es claro que el sueldo recibido por la administración municipal de Cambiemos no llega a cubrir ni la mitad de esos gastos.

Pero además, los más de mil subsidiados que tiene el gobierno de Ayacucho no cuentan con ningún tipo de cobertura de salud o de seguro médico frente a accidentes.

Esta precariedad fue denunciada por un trabajador que hace poco inició acciones legales contra el municipio tras haber sufrido una lesión permanente en su puesto laboral. Luego, perdió definitivamente su trabajo, pese a las “promesas” del actual intendente.

Según Cristian Jaime, el denunciante, el intendente Cordonier se habría comprometido a cubrir los gastos de su operación y tratamiento si este daba de baja la presentación en la justicia.

Posteriormente, “desconocieron” que él haya trabajado en el área donde se desempeñaba desde hacía varios años. Por lo cual, desde hace unos meses el hombre se encuentra sin trabajo y con una lesión en su brazo de por vida, del cual el municipio se desligó completamente.

“En el año 2012 fui incorporado a la Municipalidad de Ayacucho bajo el título de `subsidiado`. Etiqueta que despectivamente nos pegan en la frente casi a modo de recordatorio constante de la injusticia a la que somos sometidos cientos de ayacuchenses, comienza la carta abierta que envió Jaime al jefe comunal.

Según el afectado, junto con sus compañeros de trabajo se “veían obligados a trabajar en condiciones indignas” en el área municipal de Tránsito, pasando frío extremo en invierno y temperaturas intolerantes en verano.  

“El 16 de agosto del año pasado, mientras me dirigía a mi trabajo tuve un accidente que me despidió de la moto que manejaba. En consecuencia, y pese a llevar puesto el casco, recibí un muy fuerte impacto en la cabeza y en mi costado izquierdo del cuerpo”, relató.

Emilio Cordonier (Derecha) y Cristian Jaime (Izquierda).   Foto: El Extra. 

“Todavía me acuerdo como si fuera ayer, que esa noche ni los calmantes me permitían conciliar el sueño. Nadie, ninguno de mis empleadores se acercó para ver cómo me encontraba y si necesitaba algo, expresó en su carta, agregando que el médico que lo atendió le dijo que no podría haberlo operado al no contar con ART.

Luego del accidente, el trabajador municipal perdió el 25% de su capacidad laboral, por lo cual, ante “la negación por parte del municipio de cubrir los costos de mi tratamiento”, el 20 de diciembre pasado tomó la decisión “de intimar al por entonces intendente Pablo Zubiaurre mediante una Carta Documento para que cumpliera con sus obligaciones de funcionario público” frente a su situación.

“¿Cómo se atreve a rechazarme como trabajador municipal y puede dormir por las noches sabiendo que está mintiendo?”, enfatizó en el escrito.

Por ahora, no hay mayores respuestas por parte del gobierno de Cambiemos, una gestión que triunfó hace ya casi siete años prometiendo “terminar” con la injusta situación laboral que padecen cientos de vecinos de Ayacucho.