Miércoles 19
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » Agro 14-06-2018

Malestar de los productores agropecuarios de Pergamino por el mal estado de los caminos rurales

Desde Federación Agraria Argentina sostienen que el municipio no destina los fondos recaudados en conceptos de tasas viales.

En el transcurso del año, la relación entre la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el ruralismo bonaerense evidenció signos de tensión. El aumento del impuesto Inmobiliario Rural que se materializó en octubre de 2017, tras las elecciones legislativas, marcó una línea divisoria entre campo y Gobierno.

A partir del inicio de las sesiones legislativas, la gobernadora empezó a dar señales de acercamiento al sector agro, cuando mencionó a los productores y prometió ayuda. En este sentido, anunció obras de mantenimiento para 12.000 kilómetros de caminos rurales, que se implementaría en tramos hasta diciembre del próximo año.

Pero la realidad indica que la presión impositiva y de las tasas municipales sobre la producción agropecuaria en la provincia de Buenos Aires es cada vez mayor. El aumento del impuesto Inmobiliario Rural tuvo su correlato en un incremento de las tasas viales municipales, que causó un enorme malestar en el sector.

Uno de los municipios afectados por esta situación es Pergamino, en donde las soluciones para mejorar el estado de los caminos rurales no aparecen. Representantes de Federación Agraria Argentina (FAA) de esa localidad del norte bonaerense advirtieron que  “desde el municipio no se destinan los recursos que se recaudan para ese fin y se esquivan las decisiones para buscar las soluciones”.

Desde FAA sostuvieron que el parque de maquinaria municipal de Pergamino destinado a la reparación se encuentra en desuso, mientras los productores agropecuarios pagan una tasa vial que no se ve  traduce en mantenimiento de caminos. “Desde el municipio dicen que no hay quejas y que van a entregar una motoniveladora a los consorcios, pero sería una sola unidad para 13 consorcios”, reclamaron los federados.

A esta cuestión, se suma la preocupación por la inseguridad en el ámbito rural. “Vivimos en un partido en la que nos es imposible separar lo rural de lo urbano y en la que el conjunto de pergaminenses nos resistimos a perder la tranquilidad y cambiarla por rejas o fortines”, manifestaron. Además, agregaron que “infraestructura, móviles, equipamiento, capacitación, nada ha progresado al ritmo del incremento de los impuestos, ni en infraestructura ni en seguridad”.