Domingo 9
Diciembre de 2018
EN CALIENTE
#Presupuesto bonaerense
INFOCIELO.COM » Política - Municipios 15-04-2018

Hay mil familias asistidas con bolsones de comida y otros mil chicos que van a comedores en Junín

Un relevamiento mostró cómo la situación económica afecta gravemente a municipios bonaerenses como Junín. 1.700 familias son asistidas por el Estado para subsistir y otras mil personas acuden a comedores comunitarios para tener un plato de comida.

La ya grave situación económica en el país y la provincia, profundiza la pobreza de los sectores más postergados y descarga su peso en varios municipios.

En Junín, un relevamiento arrojó que existen 20 comedores barriales y más de mil familias asistidas por el Estado, ante una situación de extrema precariedad.

Sin embargo, la mayoría de estos comedores están organizados por vecinos y vecinas del barrio, así como ONG o fundaciones, en donde el municipio colabora a cuentagotas.

Si bien el gobierno municipal de Pablo Petrecca garantiza algunos programas sociales como “un vaso de leche por día” o la entrega de bolsones de comidas a mil familias en una situación de notoria vulnerabilidad, la Secretaría de Desarrollo Social del municipio exige “mayor formalidad” desconfiando en la verdadera necesidad de la apertura de comedores.

En los comedores escolares los chicos se están alimentando muy bien y lo hacen de lunes a viernes”, explicó Silvia Nani, subsecretaria de Desarrollo Social, quien además agregó con una frase polémica acerca de los controles que se hacen para evitar que “el fin de semana se abra un comedor en un garaje y vayan los hijos, los nietos y los sobrinos del dueño del lugar”.

El relevamiento realizado por el diario Democracia de Junín explica que en la ciudad existen “más de veinte comedores comunitarios y merenderos en diferentes sectores de la ciudad”. En cada uno de ellos, asisten alrededor de 30 a 50 niños y niñas, así como también adultos de diferentes barrios de la localidad, arrojando un promedio de mil personas asistidas todos los días en comedores comunitarios.

A esto se le debe sumar a las 1700 familias que reciben bolsones de comida para subsistir, mostrando un panorama más bien sombrío para miles de personas que viven en Junín. Pese a que esta misma realidad claramente es traspolable a otras localidades de la provincia.

Entre ellos, está “Los Totoreros”, ubicado en la zona del Boliche Amarillo, un comedor en el que se da almuerzo y merienda a entre 35 y 40 chicos los sábados y domingos.
En el merendero “Apapachar” del barrio Capilla de Loreto más de 30 niños reciben su merienda los fines de semana y los días sin clases.
“Los Peques”, en Camino del Resero y Dr. Possio, es un comedor que brinda la merienda a unos 30 chicos tres veces por semana y se da almuerzo los fines de semana.
En Marrul y Payán abrió “Rincón de Luz”, en donde unos 33 chicos almuerzan los fines de semana.
Al merendero “Rayito de Sol”, ubicado en Los Almendros, también asisten casi una treintena de niños.
La Red Solidaria Milagros abrió el merendero “Tía Mona”, ubicado en la calle Horacio J. de la Cámara 130 del barrio Nuestra Señora de la Merced. Allí concurren los sábados entre 25 y 35 chicos. Entre otros ejemplos que reunió el medio local.

“A veces nos mandan algún pedido y nosotros les solicitamos una nómina con los chicos que asisten a ese lugar y es en eso donde hacen agua. Hay una cierta informalidad. A veces nos dicen que las madres los mandan, que los chicos están desatendidos, y en esos casos, entonces, el problema es otro, no la comida, y habrá que trabajarlo por otros canales”, dijo al respecto la subsecretaria de Desarrollo Social, Silvia Nani.