Lunes 10
Diciembre de 2018
EN CALIENTE
#Presupuesto bonaerense
INFOCIELO.COM » Política 13-03-2018

A 10 años de la 125 y tras una paliza electoral, el PJ busca recomponer su relación con el campo

Desde el PJ y desde el kirchnerismo elaboran estrategias para acercarse a los productores rurales. El intendente de Carlos Casares, Walter Torchio, aparece como una de las figuras clave para esa tarea. La buena sintonía de Vidal con el sector, el dato más adverso.

Mientras Cambiemos y María Eugenia Vidal mantienen una relación estrecha con el sector rural –más allá de cruces y tiranteces-, el peronismo bonaerense, a diez años de la 125, aún no puede superar el enfrentamiento con el campo. Recién ahora, y después de una paliza electoral en el interior, el PJ intenta un acercamiento a través de un grupo de dirigentes que, justamente, se ven las caras con los productores todos los días.

En octubre, la diferencia que el oficialismo le sacó a Unidad Ciudadana en todas las secciones electorales donde predomina el agro fue apabullante: 49 a 30% en la Segunda; 50 a 25% en la Cuarta; 52 a 27% en la Quinta; 53 a 23% en la Sexta; y 51 a 26% en la Séptima. Los números fueron similares para legisladores nacionales y provinciales.

Estas cifras sirvieron para barrer cualquier foco anti-campo que quedaba dentro del justicialismo. El principal impulsor de una reconciliación con las entidades rurales es el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio. Por su iniciativa, el partido comenzó a tener una política diferenciada.

Después de mucho diálogo y rosca, el escribano Torchio, que se autodenife como productor agropecuario, recibió al presidente del PJ provincial, Gustavo Menéndez, con la excusa de su asunción como titular del PJ local. El objetivo era otro: comenzar a tender puentes.

En el discurso de Torchio quedó bien en claro: “Demostrar con gestos lo que prometemos con la palabra es que Menéndez haya venido al interior tal cual nos prometió cuando decidimos empezar a trabajar para incorporar al sector agropecuario en las políticas delineadas desde el Partido Justicialista. Estos son los gestos que hacen falta: cumplir la palabra y estar cerca de los vecinos”.

En esa ocasión, el propio Menéndez, hizo suyas palabras que hasta hace pocas horas sonaban como críticas a su conducción: “La conurbanización de la política nos hizo mucho mal. Por ello, iniciamos una rueda de consulta con las ocho secciones electorales y estamos muy atentos a lo que reclaman los dirigentes del interior”.

Además, Torchio tiene un plus para oficiar como nexo: es familiar de los Grobocopatel, que dirigen una empresa fuertemente vinculada a la exportación agroindustrial. 

Pero la línea que lanzaron desde el peronismo también tiene cauces que llegan hasta la Tercera Sección Electoral. Es que el intendente de Esteban Echeverría y vicepresidente del histórico partido a nivel bonaerense, Fernándo Gray, se reunió con representantes agropecuarios hace unos días. 

Durante el encuentro con miembros de la asociación de productores porcinos -Aproporba y Febapri- analizaron la situación actual del sector y aspectos de los cambios culturales de consumo, según contaron desde la conducción del PJ bonaerense a través de un comunicado.

Además de Torchio, entres los “anti-conurbanización” del PJ se destacan los jefes comunales Eduardo Santillán (Gonzales Chaves), Alfredo “Pichi” Fisher (Laprida), Alberto Conocchiari (Leandro N Alem), Germán Lago (Alberti), Jorge Cortes (Hipólito Yrigoyen), Hernán Ralinqueo (25 de Mayo).  Dirigentes como Julián Domínguez, Patricio García y Darío Esperanza apuntalan el espacio.

Torchio además participa de varios espacios para promover la llegada de la obra pública a la región como la Red de Autopistas y Rutas Seguras. En ese marco, en enero participó de una audiencia en la Municipalidad de 9 de Julio por la Autopista de la Ruta 5, que atraviesa casi todas las ciudades más trascendentes de la Cuarta, desde Chivilcoy a Trenque Lauquen.

La tarea no será fácil. Anoche, la Gobernadora fue invitada de honor en la cena de gala que oficia como previa de la inauguración de Expoagro. Allí repitió su idea de mejorar 12 mil kilómetros de caminos rurales antes de terminar su mandato y les aseguró a sus interlocutores que “seguirá acompañándolos”.

Además, más allá de los anuncios puntuales, Vidal mantiene de viceministro de Asuntos Agrarias a Jorge Srodek, exvicepresidente de Carbap y ex agrodiputado. También ayuda la política macro económica de Mauricio Macri de una paulatina baja de retenciones y devaluación.

Hasta en el kirchnerismo hubo una toma de conciencia y se empezaron a explorar alternativas. El intendente San Antonio de Areco, Paco Durañona, y el diputado provincial –y exconcejal de ese distrito- Mariano Pinedo son referentes del Proyecto Arraigo, mediante el cual proponen potenciar el desarrollo agro-industrial de las comunidades del interior para evitar, por ejemplo, migración de desocupados a la zona metropolitana.

En el corazón agrícola de la Sexta, hay otros tres referentes del peronismo que, de una manera más dialoguista con su entorno, buscan intentar recomponer el puente con el campo. Son los intendentes de Saavedra, Hugo Corvatta; Néstor Álvarez, de Guaminí; y Tres Lomas, Roberto Álvarez. Si bien comparten haber conseguido su segundo mandato en 2015 con un buen caudal electoral, Roberto Álvarez fue el único que no cayó con Cambiemos en 2017 y que ahora puede darse el lujo de pensar fronteras afuera.

EA